El Metro y City Marketing

“Tenemos un sistema de transporte en el valle de Aburrá con una integración muy artesanal”, afirma el gerente del Metro de Medellín (El Tiempo:Dic5/2010p.24). Es una verdad que no nubla, el éxito de esta obra que tan cuestionada en el pasado, hoy tras 15 años de servicio demuestra que en la Ciudad, no hay mayor obra social, que el servicio prestado por este tiempo a toda la ciudadanía, sin distingos de clase o estrato social. Y su carácter social, se prolonga cuando se ve y se nota en sus estadísticas que la población usuaria en masa proviene mas de esos sectores de la ciudad más lejanos y muy necesitados de un servicio de transporte ágil, rápido, cómodo, aseado y ordenado, con la garantía de el buen comportamiento personal civilizado (hacer las filas, caminar tras el otro, no arrojar basura, seguir las normas de seguridad, etc), como lo presta el Metro.

Los altos sectores de la ciudad que tenían que soportar un transporte maltrecho y pirata (sin licencias oficiales), han obtenido con el Metro y sus variantes de los cables aéreos, (aunque al principio, el mismo Gerente, no creyó mucho en ellos), la mejor manera de recibir del Estado un subsidio pleno a sus actividades de ciudadanos por medio del desplazamiento rápido y seguro hacia y desde sus hogares, economizando de manera real y palpable, todos los días y a toda hora, no solo tiempo para dedicar a sus hijos, su trabajo o el mismo ocio, sino  en dinero a la vista. Por eso, todo dinero que el Estado (sea este nación, departamento o municipio) invierta en obras de este tipo, se verá más que revertido en la economía de la ciudad de Medellín. Por “cada cien pesos que recibe el Metro, 63 pesos se van en costos fijos, siete en costos variables y 30 quedan para sostenibilidad, pagar deuda e invertir en nuevos proyectos”; dato preciso y conciso, que demuestra la  transparencia de la gestión, de una forma sencilla y diáfana, sin avisos publicitarios, ni estridencias.

Más, no solo es un buen servicio de transporte, sino un icono de ciudad, por el que la población tiene mucha sensibilidad y respeto. Hace henchir el pecho de orgullo regional paisa al tener el primer metro de Colombia, que  según parece seguirá siéndolo por mucho tiempo, mientras en  la Capital (Bogotá) continúan la insulsa discusión de la necesidad de otro para ella. Además es un gran motivador, a que se visite la ciudad (más que ciertos los congresos especializados que se han conseguido) con un gran aliciente y es que lleva al visitante a querer recorrer toda la ciudad y el valle; y a sentir la tecnología de sus vagones terrestres o aéreos. Por ello, es un elemento valido del city marketing de Medellín o del marketing municipal, o como se quiera llamar.

Y mientras, continúan con las dudas en otras ciudades, en Medellín, en este año se verán nuevas estaciones con la prolongación, del recorrido hacia el sur, hacia Sabaneta, dando un matiz de obra  regional; que de deponer todas las alcaldías del valle de Aburrá (incluida la de  Medellín), los orgullos, las vanidades temporales, los compromisos electorales y políticos, se podría en corto tiempo tener en funcionamiento un verdadero sistema integrado de transporte, poniendo por columna vertebral: el Metro; con beneficios para toda la sociedad y en especial para las mismas alcaldías que entrarían a enfrentar de lleno el problema de movilidad. Y nuestra área metropolitana se vería más atractiva para turistas, inversionistas y visitantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Por:
Efrén Barrera Restrepo, Ph.D.
Gerencia Pública & Marketing

2 pensamientos en “El Metro y City Marketing

  1. Es inegable el impacto que la obra del Metro ha tenido y tendrá sobre la ciudad de Medellin y el artea metropolitana; ésta obra sobre la ciudad tuvo el mismo efecto que los choques eléctricos para un paciente moribundo porque al serle aplicados si ya carece de vitalidad morirá; más si aun conserva algo de ella resurgirá con una fuerza que garantiza futuros desarrollos de progreso continuado.
    Desede otro punto de vista ha obrado debe ser vista como un eficás medio educador de la población que ha aprendido que lo obtenido por medio del esfuerzo colectivo redimirá altos beneficios a la ciudad y a la colectividad. Esta es una imperceptible e invaluable adquisición que siempre pasa desapercibida pero permanece.
    Todo esfuerzo en este sentido tiende a construir grandeza y progreso hacia el futuro.

    todo esfuerzo en este sentido

  2. Pingback: MEDELLIN TAMBIEN RESILIENTE | Gerencia Pública & Marketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s