GESTION UNIVERSITARIA Y DEL CONOCIMIENTO

El sentido de la gestión universitaria  en la sociedad de hoy, es la gerencia del conocimiento, desde su producción, conservación y mantenimiento, hasta su diseminación y utilización social; a lo que no es ajena la conservación de la diversidad cultural y de los recursos naturales. Por ello es la gran formadora de capital  intelectual, social y humano.

No debemos  seguir mirando la gestión universitaria, como el arte del equilibrio (y el malabarismo) entre  los tres  compartimentos estancos: docencia, investigación y extensión. Ni mucho menos admitir que  la administración, se torne en el cuarto poder interno y terminen los tres primeros reunidos bajo el rotulo de la academia, trabajando para ella. Pero si debemos reconocer que hoy es muy importante para la sostenibilidad económica.

No vemos que de extraño puede hacer la administración, que la docencia, la investigación y la extensión, no puedan manejar desde sus actividades y responsabilidades; ya que al fin, son todas del mismo género: académicas. Y más ahora que tenemos ya procesos identificados, que son las rutinas, que vienen empaquetadas en amigables sistemas informáticos.

Manifestamos, que las tres acciones fundamentales y por ello misionales de la universidad (docencia, investigación, y extensión) dentro de las perspectivas de la producción del conocimiento y de las modernas pedagogías se hacen  inseparables. Si el docente, no investiga; si el investigador, no enseña y si el que hace extensión, no enseña, ni investiga y  si en todas  estas  posibles combinaciones entre los tres ejercicios, no existen  interrelaciones triangulares: de qué tipo de calidad de producción de conocimiento y educación estamos hablando?

Indudablemente, debemos pensar en un nuevo tipo de profesor universitario: lo que conlleva a mirar nuevos tipos de relaciones laborales, medición del trabajo y evaluación del desempeño y las respectivas competencias profesorales. Y también cambiar la óptica de las directivas que sólo contabilizan los tiempos presenciales del profesorado.

Al empleado, soporte importantísimo de lo académico, como a los académicos mismos, es necesario recordarles, que la pirámide de jerarquías en la era de los servicios, ha sido invertida: La anterior base que está formada por los usuarios (hoy el concepto se amplia y se habla de interesados: estudiantes, padres de familia, egresados, empleadores, empresas, gobierno, proveedores, patrocinadores, y comunidad) es ya el vértice y a ella nos debemos todos en la organización universitaria.

La buena prestación del servicio educativo esta mediada por el buen clima organizacional, el bienestar y la posibilidad de conciliar los intereses individuales de los proyectos de vida y el desarrollo administrativo de la organización.

 Por:

Efrén Barrera Restrepo, Ph.D.

Gerencia Pública & Marketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s