ADMINISTRACIÓN UNIVERSITARIA Y PLANEACIÓN INSTITUCIONAL (2/7)

ebr

1. LA TEORÍA ADMINISTRATIVA
Este concepto puede entenderse como el conjunto de conocimientos, por medio del cual, al ser aplicado en las organizaciones, éstas procuran la obtención de sus propósitos en el cumplimiento de la misión que les ha asignado la sociedad, contando con la acción integrada de los individuos.
Todos y cada uno de los textos en Administración, muestran desarrollos teóricos, donde se hacen llamados de atención sobre algunos aspectos en relación con otros. Al respecto, es necesario expresar lo siguiente: Frente a la organización se dan dos prácticas como realidades administrativas.
Una tiene que ver con las posibilidades de ésta como ente social, como institución con fines justificados en un contexto, otra se refiere a sus constituyentes, a sus partes integradas y que plantean las posibilidades “holísticas y entrópicas de un todo organizado”. Aunque ambas prácticas como bases para el desarrollo del conocimiento en Administración, se requieren y se complementan, en este escrito, la idea es hacer referencia detenida en lo que tiene que ver con la primera de las realidades anotadas. Su identificación y configuración está definida en lo que se conoce como Proceso Administrativo, el cual contiene las funciones de Planeación, Organización, Dirección y Control. Se dice que corresponde a la Organización como ente social, ya que como realidad administrativa y en su carácter de tecnología proporciona los conceptos básicos para argumentar la existencia de ella como institución.
El proceso administrativo como tal, tiene la característica de ser no necesariamente consecuencial pero si, reiterativo. Además cada una de sus partes se corresponde al mismo proceso. La comprensión de porqué la realidad y la práctica de este concepto en las organizaciones las configuran y determina, exige abordar cada una de sus partes, para luego hacer apreciaciones sobre el proceso mismo.
Dado que éste en la realidad y en la práctica contribuye a determinar el futuro y la dinámica de las instituciones, ello exige conocer cada uno de sus elementos o etapas fundamentales.
El modelo conceptual que proporciona la teoría administrativa como conocimiento y tecnología permite formular definiciones acerca de la Planeación, de la Organización, de la Dirección y el Control: Planeación: Se entiende como la toma de decisiones anticipada acerca del futuro de las entidades objeto de ser administradas. Dicha toma de decisiones debe considerar la función social asignada a la institución, la naturaleza de su actividad y su vida útil en el contexto del largo plazo; Organización: A partir de los planes que se generan por la realización de la función de planeación, se crea un organismo, el cual refleja actividades a llevar a cabo (como funciones, labores y tareas); centros y niveles de decisión con capacidades especializadas y con poder y autoridad. La esencia del organismo consiste en expresar y representar relaciones entre los recursos que aporta la sociedad para su constitución: recursos humanos, recursos físicos, recursos financieros, con el fin de que se procure en el devenir institucional los logros y propósitos preestablecidos; Dirección-Ejecución: Corresponde en la entidad organizada a la función por medio de la cual se coordina, se guía, se supervisa la ejecución de la acción establecida en el plan y configurada como actividad estructurada. Permite observar las instituciones, empresas, entidades, organizaciones “Funcionando”, en marcha e identifica su sinergia y entropía mediante la relación entre los recursos, su evolución y realimentación; Control: Como función, su utilidad radica en su existencia para confrontar los resultados de la Dirección-Ejecución con la Planeación. Esta fase permite en su procedimiento identificar variaciones entre lo preestablecido como objetivo y meta, con lo obtenido como resultado o logro; verificar causas de las variaciones y orientar para la formulación de soluciones o correctivos.
Complementando el Proceso Administrativo y de manera integrada, existen otros subconjuntos de conocimientos, elaborados y desarrollados con vistas a racionalizar la asignación de los recursos que se integran a través de la organización: la Administración por Objetivos, el Desarrollo Organizacional, teorías de Comportamiento Organizacional, la teoría de Sistemas, etc.

Por:
Efrén Barrera Restrepo, Ph.D.
Gerencia Pública & Marketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s