LA MADURACION DEL IMPACTO.

 

12-11-08_0739Uno de los problemas cuando se hace una evaluación de impacto de un programa social es el del tiempo que debemos  dejar  pasar desde el inicio del programa, para que este  se desarrolle y  arroje  o muestre resultados  y poder tener una medición mas completa y adecuada a ellos. Este tiempo de espera, es lo que los técnicos  denominan maduración y depende  de las características de la situación que queremos transformar o cambiar, por cual no hay formulas precisas.

Este proceso de maduración, implica también  que se deben de cumplir todas las tareas y previsiones dadas en la planeación para el cambio esperado con la intervención del programa social en funcionamiento y a plena marcha con todos sus elementos, pues la falta de uno de ellos, ya nos indicaría una posible por falencia por materiales. Y esto es necesario dejarlo claro antes de hacer la medición, porque por nuestra cultura somos muy dados a trabajar con elementos faltantes o con montajes “a medias” o como dice el aforismo” en el camino arreglamos las cargas”.

Otro punto clave en esta maduración, esta en la fijación de la fecha de la medición, que a veces se adelanta a lo previsto o recomendado, por preferencias personales o políticas, que de seguro afectan los resultados. Ante esta  afectación de la madurez, debemos recordar  en el análisis de los programas y proyectos sociales que estos la mayoría de las veces,   están sujetos a los vaivenes políticos,  que crea  el  llamado “tiempo político” – que es la estimación de duración del programa o proyecto, con relación a los cambios de gobierno o periodos de nombramientos de los funcionarios- para determinar si se inicia o no con el proyecto o si se hacen o no las mediciones del impacto.

 Queda claro entonces, que no hay  un tiempo predeterminado de maduración para entrar a medir los resultados de un programa o proyecto social(ver: Stanford Social Innovation  Review: Los 7 pecados capitales de evaluación de impacto)y que es la naturaleza misma del fenómeno o asunto en cuestión quien  lo determina, obviamente previo análisis en el entorno de otros factores contingentes al programa. Así, por ejemplo el caso del programa de becas de las Empresas Publicas de Medellín, que ya cumplió 12 años de iniciado,  por allá en el año de 2002, convendría a la Entidad y a la sociedad  en general, conocer cual ha sido el impacto de esas primeras becas otorgadas y de manera periódica monitorear  este importante programa social del cual hoy  se benefician un gran numero de estudiantes de Medellín y Antioquia y que  es ejemplo para el país entero, con el cual se trata de morigerar las desigualdades, sobre una juventud que quiere salir adelante y superar  su situación económica y  de vulnerabilidad social.

A continuación están los nombres de los primeros becarios de  EPM, en 2002:

Daniel Muñóz Jiménez

UPB

Ingeniería   Electrónica

Mariana Arcila Posada

EIA

Ingeniería   Civil

David Delgado Rendón

UPB

Ingeniería   Mecánica

Juan Manuel Restrepo Flórez

U.   Nacional

Ingeniería   Biológica

Juan Felipe Pérez Vallejo

U.   Nacional

Matemática

Jonathan Steven Herrera Román

EIA

Ingeniería   Informática

Luisa Fernanda Zuluaga Marín

U.   Nacional

Ingeniería   Eléctrica

Fredy Alberto Restrepo Escobar

EAFIT

Ingeniería   de Sistemas

Diego Alejandro Tobón M

EAFIT

Ingeniería   Mecánica

Juan Pablo Caro Salcedo

U. de   A.

Ingeniería   Electrónica

 ebr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s