1 para 3:Política=Polity, politics, policy.

Con paciencia, dedicación, responsabilidad y mucha pasión el profesor Carlos Salazar Vargas ha estado en los mejores términos, predicando acerca de las Políticas Públicas; con un gran apostolado que ha sabido generar su esfuerzo y sudor desde México; su segunda patria; donde gracias a su espíritu académico, ha propagado las políticas publicas, las que ha sacado de los claustros, a las calles y reuniones populares, para que los ciudadanos de a pié, puedan apropiasen de los conceptos para usarlo en las relaciones y comunicaciones con sus gobernantes, sin tener que leer textos de varios volúmenes y mamotretos sobre el tema. Antes bien, sus palabras de experimentado profesor hacen comprensibles los conceptos, tan necesarios en la etapa actual de la administración pública, donde las políticas públicas, con el peligro que todo sea sea convertido en lenguaje corriente y cualquier acción del gobernante de turno o politiquero, sea comprendida como política pública.

Escuchando al profesor Vargas Salazar, se aclaran los significados de polity, politics y policy, tres palabras con diferentes contenidos para los ingleses, que en español, se engloban en una sola política; lo que puede malinterpretarse cuando se acompaña en el caso de las políticas públicas.Y así estas pueden terminar siendo cualquier acción.

FAMILIAS COLOMBIANAS PODRÁN CONTAR CON DERECHOS DE PROPIEDAD

Es una afortunada frase, para la época de la polarización ideológica forzada a que nos quieren llevar los movimientos y partidos políticos de Colombia, cuando en el fondo esas dos fuerzas pulsan por el dominio de las tierras y las dos gustan, gozan y disfrutan de la propiedad privada y ninguna ha proclamado lo contrario.

La frase completa aparece en el diario económico de mayor prestigio en el país y dice: “   El catastro multipropósito es fundamental para el futuro de Colombia. Todas las familias colombianas podrán contar con derechos de propiedad” y no la pronuncio cualquiera de los respetados representantes políticos sino Ulrich Zachau, director del Banco Mundial para Colombia y Venezuela; que por el cargo y su misión no deja duda la pureza técnica de su declaración. No puede existir en el país  Libertad y Orden, sino no hay confianza en su catastro. Todo y cualquier ciudadano tiene derecho a su propiedad y su protección; la que sólo se puede lograr si se sabe con certeza su existencia física y legal; función primordial del Estado de derecho y más si se califica de social.

De todos los proyectos del plan de desarrollo (2018-2022) consideramos es el más importante: es saber que se tiene y quien lo tiene. Es conocer quien en el dueño de la tierra(rural y urbana) existente y sus usos y no puede planes y proyectos sobre tierras inexistentes y sin conocer sus dueños, al menos en un estado de derecho y más cuando históricamente, como se reconoce en Colombia, que esta falta de información cierta, ha sido el motor de la violencia. Las cifras son contundentes: “ solamente 5% del territorio está actualizado y 28% está sin formar, pese a que este porcentaje puede ser más grande. “Hay un altísimo porcentaje del territorio sobre el cual no hay ninguna información (…) el Instituto Geográfico Agustín Codazzi tiene 300.000 expedientes atrasados y la Agencia Nacional de Tierras tiene 280.000 expedientes”.

La actualización del catastro brindará la información exacta de cómo está dividida la tierra( rural y urbana), sus niveles de productividad, sus condiciones ambientales y de titulación; lo que permitirá tener un banco de tierras, como se estipulo en los acuerdos de paz. Y para implantar este nuevo sistema de información se nos dice que se contara con tecnología digitalizada, recurriendo prontamente al blockchain. cuestión, que no debiera dar espera e iniciarse de una vez.

 Los esquemas y arquitecturas informáticas necesarias ameritan las más altas calidades; que de gobierno a gobierno se debieran obtener sin intermediarios comerciales; evitando el troceado de la contratación; del que gustan tanto los implantadores no experimentados que invocan el apoyo a la inteligencia nacionalista. Buena suerte en tan noble proyecto, que guarda todo el valor social y económico para el despegue del desarrollo moderno del país.

GESTIÓN DE PROCESOS Y CONTROL DE GESTIÓN


Las interrelaciones de la cibernética, la teoría de sistemas y el análisis de sistemas han desembocado en la llamada Gestión de  procesos de negocio ( Business Process Management); y el desarrollo de las TIC la han colocado como puente necesario para la transformación Digital.
La gestión de procesos de negocio (usamos BPN, pues así se conoce más) se ha propagado en todo tipo de organizaciones que ven en ella un método útil de ordenamiento de sus operaciones, con orientación al cliente, para presentarle sus productos y servicios con calidad, productividad y competividad y con flexibilidad y agilidad como lo demanda el entorno cambiante de los negocios
Analizar las organizaciones desde las miradas de la BPM, es admitir que sus componentes están enfocados a la satisfacción del cliente en todas sus variedades y de manera transversal identificar los procesos claves para la creación de valor que es el objetivo fundamental de las organizaciones, sean estas privadas o públicas. Y es en estas últimas, donde más se requiere del uso de la BPM, que como técnica y metodología comprobada, ayuda a detectar las apropiaciones personales e indebidas de los  ciertos procesos en tiempos y resultados, por parte de los funcionarios; creando las anomalías burocráticas de las organizaciones publicas que sufren los ciudadanos como usuarios o como clientes.
Parece inverosímil que a estas alturas de este siglo en el que se avanza vertiginosamente en las TIC, los que hemos trajinado en el campo de las reformas y rediseños de las organizaciones tengamos que advertir sobre la urgente necesidad de tomar la gestión de procesos de negocio (BPM)en sus bases  para poder afrontar los retos de las intervenciones actuales sobre las organizaciones  públicas con el fin de conformar las estructuras adecuadas al reto de sus planes estratégicos de desarrollo. Los resultados de algunas intervenciones analizadas muestran que se sigue hablando de transformaciones y aun más de transformaciones organizacionales ( algunos mas atrevidos, las califican de digitales) a simples retoques y cambios de denominaciones de puestos de trabajo. 
La globalización ha traído de suyo lo cambiante de los ambientes donde se mueven las organizaciones y la necesidad de estas de dar respuestas positivas a esos cambios  que demandan  sus clientelas de una manera ágil y productiva; que es la piedra angular de la gestión de procesos. Así las organizaciones deben dar cumplimiento a normas internas, regulaciones externas e internacionales; que todas vienen  catalogadas en los controles de calidad, prevención  del riesgo y el cuidado del medio ambiente. Este es el desafío.
 A pesar de tener objetivos y fijar metas, las organizaciones pueden perder su orientación centrada en la calidad, tiempo y costos de los productos y servicios que prestar; y es aquí donde actúa la gestión de procesos de negocio (BPM), para: poner orden, definir roles, determinar responsabilidades, fijar criterios de éxito y de evaluación y probar y hacer de la revisión hábitos de comportamiento en las organizaciones, como una consecuencia natural de la gestión de procesos. Algunos asesores consideran la gestión de procesos independiente de las TI que las encapsulan en compartimentos diferentes, lo que no tiene asidero; porque debemos entender a BPM, como  el camino hacia la automatización y operación de los procesos implícitamente con TI. Rediseñar y reformar sin las TI, es hacer una simulación, que según el RAE, tiene por sinónimos: fingir, aparentar, disimular, disfrazar e imitar; que es todo ,lo opuesto a realizar, aclarar y crear; que es en verdad la gran tarea de los asesores de un rediseño organizacional.
BPM tiene por objetivo empotrar la capacidad adecuada de la organización a los cambios del entorno; capacidad que últimamente algunos analistas han denominado Resiliencía o la capacidad de reacción y sobreponerse a las adversidades y poder así responder por la productividad de la organización; que se conjuga en las tres E, que usualmente se persigue en el control de la gestión:

Economía. Se trata de los términos y condiciones bajo los cuales se adquieren y utilizan todos los recursos de la organización (humanos, financieros y materiales) tanto en las cantidades y calidades apropiadas, y de manera oportuna y al menor costo posible. Es decir que no se compre, se gaste y se pague más de lo necesario; de aquí la importancia de los estudios de costos en toda la organización, de sus productos y servicios.

Eficiencia: Es la relación entre los recursos consumidos (insumos) y la producción de bienes y servicios. La eficiencia generalmente se da como porcentaje, comparando la relación insumo – producción con un estándar aceptable (dado por el mercado, la competencia, la industria). Por ello, debe tenerse en cuenta que la eficiencia no solo está determinada por la cantidad de producción, sino también por la calidad y otras características del producto o del servicio ofrecido.

Eficacia:  se refiere al grado en que una actividad o programa alcanza sus objetivos, metas y otros efectos propuestos y tiene que ver con los resultados del proceso de trabajo de la entidad, es decir que la producción o el servicio se haya cumplido en la cantidad y calidad esperadas y sea socialmente útil el producto obtenido o el servicio prestado

Estos tres elementos aislados no tienen mucho sentido pero relacionados, adquieren gran sentido de trabajar en orden, con productividad y con buenos resultados; es crear valor para los stakeholders de la organización Y el BPM, es el camino.


TESTIMONIO DE UN JURISTA Y LA CIENCIA DE LA ADMINISTRACIÓN

Desde el primer párrafo cumpliendo una de esas leyes de los editores, el libro testimonio de un jurista engancha al lector para ir conociendo los caminos del desenvolvimiento del derecho español en los últimos setenta años, que es la tasa de medida que el autor pone a su experiencia de jurista. Y de manera muy especial, previene sobre el recorrido que le espera al lector que saltara de sorpresa en sorpresa, para dejar de ser “un libro de información, de simples descripciones para convertirse en un “libro de descubrimientos”: de manifestación de fenómenos que, si estaban ahí a la vista no podían verse por falta de distancia o perspectiva” (p.20); sobre todo en lo referente a la Ciencia de la Administración que es el punto que nos convoca aquí.Desde el primer párrafo cumpliendo una de esas leyes de los editores, el libro testimonio de un jurista engancha al lector para ir conociendo los caminos del desenvolvimiento del derecho español en los últimos setenta años, que es la tasa de medida que el autor pone a su experiencia de jurista. Y de manera muy especial, previene sobre el recorrido que le espera al lector que saltara de sorpresa en sorpresa, para dejar de ser “un libro de información, de simples descripciones para convertirse en un “libro de descubrimientos”: de manifestación de fenómenos que, si estaban ahí a la vista no podían verse por falta de distancia o perspectiva” (p.20); sobre todo en lo referente a la Ciencia de la Administración que es el punto que nos convoca aquí.

La publicación la hizo el Instituto Nacional de Administración Pública de España, el 24 de octubre de 2017, en un libro de 444 páginas, divididas en nueve capítulos, incluyendo la introducción; cuyos títulos corresponden a sus desempeños de la vida profesional, funcionarial y de catedrático del autor. Todos ellos merecen lectura pausada y meditada que se verá compensada por la forma amena y directa a que nos tiene acostumbrado A. Nieto en todos sus escritos; para nada aburridores.

 Nos llama mucho la atención, el capítulo II. De una universidad a otra; sobre el cual volveremos en otra ocasión. El capítulo III- De un Estado a otro, por su tipología del Estado español; el VI. El Derecho, que, aunque algunos administradores deslindan esa área de sus competencias; es muy importante conocer su funcionamiento y para muchos ejecutivos latinoamericanos imprescindible en sus desempeños, a pesar de la raya que quieren trazar algunos catedráticos; por lo cual su lectura nos ayudara a comprender el capítulo siguiente, donde se encuentra el núcleo de nuestro interés, que es el desarrollo de la Ciencia de la Administración.

 El capítulo VII. Enseñando y practicando el Derecho Administrativo;  con 10 apartados, todos equilibrados en el interés por la materia tratada y en relación con la Ciencia de la administración, que tanto nos interesa desde la otra orilla del Atlántico; donde no es extraño ver las dos disciplinas juntas o separadas, pero siempre en interacción y donde muchos comulgan con las palabras del profesor Nieto:”…fuera ya del alma mater, aprendí por mi cuenta que este Derecho(Administrativo) es técnicamente un hijuelo del Derecho Público, políticamente un instrumento del poder-aunque al mismo tiempo opera como garantía frente a él- y un reflejo fiel o deformado según los casos, de la consciencia social que gobernantes, jueces y abogados manejan en ocasiones a su gusto y en su beneficio propio. Una lección ardua de asimilar, difícil de explicar e imposible de probar” (p.275)¸ lo que no impide reconocerlo y conocerlo y no dejarlo envuelto en su carácter social y político aparte de la gestión pública en clara vecindad hostil con la Ciencia de la Administración;  como predican algunos catedráticos en la América hispánica. De este capítulo VII, queremos destacar dos apartados: el primero es el apartado IV, Derecho Administrativo Extranjero, donde deja el profesor Nieto, sus arrestos, ya que su edad y experiencia se lo permiten y proporciona un gran material para los doctos. De nuestra  parte, nos corresponde más, es la exposición siguiente que hace cuando en el Derecho Administrativo español del Tardofranquismo y de la Transición Democrática, “empezara ya a infiltrarse la bibliografía angloamericana del área del management y de la Ciencia de la Administración “(p.290); por allí y en siguientes páginas se descorre un velo por años mantenido entre las relaciones del derecho Administrativo y la Ciencia de la Administración en España; punto crucial para el estudio de esta en Iberoamérica; pues ella ha sido más protegida y engrandecida por los cultores de esta parte del Océano; donde se ha encontrado la comprensión de la universalidad de ella, aportando estudios históricos de su existencia y subsistencia en los diferentes textos y tratados herederos de la Ciencia de la Policía y de los continuadores de Jean Charles Bonnin.

El segundo apartado para destacar y aunque A. Nieto dice que “es probable que todo este epígrafe haya resbalado sobre los administrativistas jóvenes que eventualmente lo hayan leído y a quienes se les haya escapado su alcance. La verdad es que se trata de una cuestión capital que ha apasionado durante bastantes años a cuantos en España estaban interesados en el funcionamiento de la Administración pública y en la revitalización del Derecho Administrativo”(p.312) es una pieza, que enriquece la historiografía de la Ciencia de la Administración; pudiéndose trazar su desenvolvimiento hacia el estudio de las orientaciones y desarrollos particulares en los diferentes países (en especial de Latinoamérica)y en un ámbito más universal donde pueden tener cabida los desarrollos de técnicas y tecnologías de gestión; pues se trata del apartado VII del mismo capítulo VII, denominado: legalidad y eficacia: Derecho Administrativo y Ciencia de la Administración; donde este planteamiento dual planteado en España, no es bien conocido en otros lugares y que es importante esclarecer para comprender el destino de esa bifurcación de la cual el profesor Nieto quiere dejar” su testimonio y memoria”(Ib.), donde en expresiones populares hay “mandobles, capas tiradas y hasta guantes” para los seguidores del tema y rematar ese capitulo especifico de la Administración en España : recordando el Estado Administrativo del Franquismo, nos dice A-Nieto, reaparece la vieja discusión de las relaciones entre los estudios de la vertiente jurídica y la no jurídica de la Administración Pública; punto de encuentro de dos dilemas tradicionales ”quizás falsos”(p.304). El primero referido a la función del Derecho Administrativo; “ a la de si su objetivo final es el de formar gestores que sepan administrar el aparato público o por el contrario, abogados que sepan defender jurídicamente a los particulares agredidos por la Administración( y a la inversa); sin descartar una solución integradora de ambos fines”(id). Y el segundo, trata de la atención primordial de cada corriente; una a la legalidad y la otra a la eficacia de la actuación administrativa(Ibidem); polémica que hoy se vería anacrónica y desbordada por desarrollo de las realidades de los Estados y gobiernos; pero que como bien dice A. Nieto-y por ello, lo advertimos-“no despierta el menor interés hasta tal punto que su existencia se ha borrado de la memoria de la comunidad académica, a pesar de haber marcado el destino intelectual y profesional de varias generaciones de profesores y políticos”(ibídem) y de pacientes alumnos,- agregaríamos nosotros- y que se propago en el ámbito iberoamericano.

Aparecen, entonces así, actores, instituciones y publicaciones que responden a la demanda social de una Administración Pública en el ocaso del Régimen y España se abría y “era evidente que se necesitaba una Administración distinta con otra mentalidad, otras técnicas y sobre todo otros servidores. El emergente Gobierno tecnocrático tuvo la sazón el acierto de comprenderlo y el coraje de abordar el problema haciendo frente a todas las rutinas burocráticas, políticas y académicas tradicionales. A cuyo efecto tomó del extranjero la moda de la “reforma administrativa” (a la que he aludido en el capítulo tercero) …Para desarrollar esta política se ofrecían dos posibilidades o bien atenderla desde la perspectiva y con los medios de una Ciencia de la Administración –puesta de moda deliberadamente – o bien insertándola en el Derecho Administrativo. Y quizás por las circunstancias de que López Rodó era catedrático de esta disciplina, escogió la segunda vía al igual que se había hecho antes con otras reformas del planteamiento económico y de la reordenación del territorio, las otras piezas de la operación” (p.305). Y así se empezó a hacerse esa integración por colaboración intima entre el Derecho Administrativo y la Ciencia de la Administración, apalancada “en el peso político y poder económico de su propulsor ”(id.) que  para llevar a cabo la reforma escogió a un grupo de políticos fieles a su ministerio en conjunto con un grupo de funcionarios “mentalizados y gratificados”; creo un centro especializado en formación y perfeccionamiento de funcionarios y una revista ”Documentación Administrativa”; por fuera de la universidad y los académicos.

A este punto de la planteada integración A.Nieto dice que:” para cimentar el proceso se habían credo cátedras unificadas de Derecho Administrativo y Ciencia de la Administración , que fracasaron entre otras razones por el desinterés de sus representantes más  significativos. El primero Garrido Falla, nunca manifestó particular interés por la Ciencia de la Administración, adherida al rotulo de la catedra que ocupaba y siguió ejerciendo de maestro reconocido de Derecho Administrativo durante muchas generaciones. Mientras que su discípulo Baena del Alcázar, aun guardando más las formas en sus publicaciones, no renegó de su vocación jurídica y reservo sus mejores años de su vida a la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, donde terminó jubilándose. En cualquier caso la universidad no respondió a la llamada, el centro perdió su empuje y su prestigio y la revista terminó cediendo casi todas sus páginas a colaboraciones estricta o predominantemente jurídica ” (p.306). Testifica también A. Nieto que la ilusión de la integración de dos disciplinas se rompió totalmente cuando Joan Prats, se pasó a la Ciencia de la Administración, que “dirigió institucionalmente desde Alcalá de Henares  y ya no regreso nunca, pues más tarde se instaló al tiempo como teórico y empresario en los campos de la gobernanza… Por otra parte , el método positivista poco podía ayudar en una tarea de reforma administrativa que por definición tenía que ser innovadora y que exigía además conocimientos especiales que los profesores no estaban dispuestos a adquirir, pues los consideraban una dispersión. En el mejor de los casos se tenía la Ciencia de la Administración   como pariente pobre del Derecho Administrativo y a sus cultivadores como científicos de segunda fila que los catedráticos auténticos miraban por encima del hombro” (p.307) .Así las dos disciplinas se separaron, cada una  por su camino, con indiferencia de una de la otra, para concluir A. Nieto que:” la Ciencia de la Administración oficialmente tan protegida, fue flor de un día y las dos vertientes de las que estoy hablando se distanciaron para siempre, al menos hasta hoy, refugiándose aquella en el generoso regazo de un Ministerio de las Administraciones públicas, incansable promotor de proyectos descabellados, puestos en marcha con presupuestos inagotables”(ib.); por donde han pasado, además de la reforma administrativa; la denominada “Modernización Administrativa”-  y la Gobernanza, y añade el profesor Nieto que en España” lo más destacado de estas manifestaciones fue su sentido del negocio. Al abrigo de las subvenciones nunca regateadas aparecieron empresas que, disfrazadas con nombres académicos, con un pie en el sector privado y otra en el sector público, obtenían pingues cosechas materializadas en subvenciones indirectas bajo la forma de conferencias, congresos, cursos y sobre todo dictámenes que alimentaban por igual a los empresarios que las organizaban y a los funcionarios que tramitaban la financiación con dinero  público”(p.308). Así es como reforma administrativa;modernización administrativa y gobernanza (…”en este desfile de fuegos artificiales“id)han sido por varias décadas los titulares de los eventos y formaciones de inquietantes exposiciones por algunos profesores cuando viajan a América Latina; con predominancia de discursos carentes de tecnologías, técnicas y ejercicios, pero pletóricos de relatos de cooperación; cuando las mas de las veces en los pueblos anfitriones se conocen mas de ellas.

Y para cerrar el tema, en esta oportunidad, el profesor A. Nieto, nos cuenta que la división de las dos orientaciones, no fue posible evitarse y continua porque los defensores de cada una de las partes han encontrados en esas posiciones refugios y “zonas de confort” con clientelas propias:”En estas condiciones es claro que nadie tenía interés en una reunificación que ninguna ventaja material podía ofrecer. La ruptura entre las dos corrientes puede darse desde hace tiempo por consumada. El desdeño es reciproco, el dialogo imposible, la colaboración no deseada y no se echa de menos porque cada uno sigue su propio camino con medios de vida asegurados pero distintos. Los juristas se han volcado en el foro, mientras que los otros se han buscado una clientela propia en las Administraciones públicas, cuyos vacuos proyectos adornan con técnicas publicitarias y con algunas conferencias tomadas de las “escuelas de negocios” de impronta norteamericanas trabadas en redes internacionales y que concretamente en España han proliferado con el apoyo de organizaciones, que hasta llegada la crisis han mantenido siempre abierta su cartera”(p.309).

Dejemos hasta aquí, tan espinoso tema, que seguro aporta demasiado a la interesante historiografía de la Ciencia de la Administración que poco a poco se ha venido tejiendo en América Latina, donde son poco conocidas estas inercias y sopores de sus desarrolladores en España.


COLOMBIA SE MIDE

Se convoca a todos funcionarios públicos de Colombia para que con una interesante metodología de exposición de los trabajos realizados, puedan mostrar de manera efectiva y real los diferentes instrumentos de gestión y sus resultados en las diferentes practicas administrativas de los múltiples escenarios que brinda la administración pública, que es muy diversa y novedosa, en la creación de nuevas soluciones a los innumerables problemas y obstáculos. Es todo un espectáculo de técnica e ingenio para hacer visibles la inteligencia de los funcionarios públicos que la mayoría de las veces con recursos muy escasos y a veces sin apoyos, tratan de resolver y mitigar las demandas de los ciudadanos.

Este llamado esta fundamentado en el uso de las TICs, como se puede apreciar en el infografía adjunta; que ya de por si, ello muestra la transparencia del evento y sus resultados. Esperamos que las redes se inundan de esas practicas positivas y creativas, para hacer del relato de las innovaciones sociales, una verdad comprobada.

REDISEÑANDO ORGANIZACIONES

Hemos observado los trabajos de asesoría que se siguen en algunos municipios de Colombia, y también algunos trabajos de grado de universidades ecuatorianas y peruanas y con el debido existen inconsistencias en el manejo de los procesos; divergencias no solo en lo conceptual sino a nivel táctico y operativo. En lo estratégico, parece que esta bien; porque a este nivel cuando se van a traficar los procesos, su naturaleza general y global, hace desvanecer las improvisaciones conceptuales, entonces dibuja cualquier gráfico o muñeco, como vulgarmente están siendo llamados a los gráficos de organizaciones y empresas ; y en verdad, que logran un bajo nivel porque son verdaderos dibujos grotescos.  Hagamos un ejercicio: pidamos en cualquier buscador de Internet un gráfico de procesos y vera como esas imágenes son de todo tipo con muñecos y dibujos, que seguro los diseñadores han gozado con ellos y los directivos, hasta se sentirán orgullosos por ello, sobre todo porque saben cuanto han pagado por ellos, que es lo mas grave del asunto.
Pero retornemos a nuestro propósito que es el decir que existe un orden conceptual y que armoniza con los gráficos, si los asesores y consultores del tema han tenido formación y maduración profesional en el tema y saben seleccionar las herramientas adecuadas, dentro de las posiciones teóricas que han escogido sobre el mismo asunto de los procesos. Y que con la expansión de Lean Management, son ya abundantes. Nuestro contacto directo, con trabajos similares ya nos había advertido de la importancia del determinación teórica cuando el tema se introducía en las reformas administrativas de las organizaciones publicas en Colombia y al principio de este siglo cuando en el municipio de Medellín y en las Empresas Publicas de Medellín, que ya venía en caminada en un severo camino de desarrollo organizacional, desde años atrás.En las dos experiencias desde el BPM; que en los dos casos se tenía como objetivo básico, el aumento del rendimiento y el mejoramiento del servicio , con la ayuda de ARIS; con resultados sorprendentes y a veces inconfesables; cuando se entramaban los procesos. Por ello, para quienes apenas llegan a este tema y poco han podido sacarle punta a sus lápices para pintar los procesos de manera manual y luego hacer los análisis de depuración, y optimización de los procesos! Les debemos unos consejos para afrontar la tarea de la revisión y mejoramiento de los procesos, que es el pedido más solicitado por los gobernantes y directivos cuando quieren impulsar sus organizaciones al desarrollo de un programa de gobierno y cumplimiento de sus metas , como también a las reestructuraciones para la adecuación de ellas a sus objetivos programáticos.

Hacemos la salvedad que para ello no tomamos el sendero que se aconseja en instituciones del Estado cuyos manuales están obsoletos y que se alejan más de la realidad en la medida que crece el uso de las TIC ( y esos manuales siguen iguales ;ya en otra ocasión volveremos sobre ellos) y mientras se da la transformación digital en el mundo real y ellos continúan en su mundo burocratizado y opaco. 
Entremos entonces a sintetizar, que si queremos colaborar y asesorar en las labores de implantación, de revisión y de optimización de los procesos en una organización pública, debemos: 
1- Determinar con suficiente responsabilidad y seriedad la tarea donde este involucrado los altos directivos; porque se requiere de una acompañamiento de ellos, los empleados, los proveedores y los clientes y usuarios y tener claridad en que el trabajo es colectivo, en conjunto y con responsabilidades compartidas y compromisos de involucramiento.
2- Levantar un diagnostico organizacional y determinar la metodología del enfoque de procesos; usando uno determinado. Aquí, se debe tener cuidado con la selección de un enfoque o teoría general y no particular; ya que existen muchos consultores y asesores que tienen su propia metodología registrada ( modificada en algún punto de la teoría general)
3- Definir  una herramientas tecnológica o plataforma( software) es básico; no solo para el análisis sino para la simulación de situaciones y optimización de los procesos. Se acabo el lápiz y el sacapuntas!.
4- Definir, revisar y desplegar los procesos; valorando siempre con el foco en el cliente.
5- Definir indicadores de eficacia, eficiencia y productividad( rendimiento) 
6- Hacer un plan de formación y formación para el cambio. 
7- determinar los niveles de acompañamiento y de intervención en ese inevitable cambio que se den de dar en la organización.
Una colaboración con seriedad y responsabilidad exige que se llegue hasta el punto siete, hasta ver la asistencia a la implantación y adecuación  de toda la intervención; evitando esa complicidad con los gobernantes y directivos que solo buscan en este tipo de trabajos una excusa para modificar las plantillas de personal o acomodar sus interés a ciertos cargos y salarios. Esto no es imposibles; hay que plantearlo desde los inicios de la contratación y hace parte de la posición ética de los asesores y consultores.