ENCUESTAS ELECTORALES: SU REGLAMENTACIÓN NO ES DE HOY

El tema de LAS ENCUESTAS ELECTORALES, nos dice el exmagistrado del Consejo Electoral Nacional de Colombia; Guillermo Mejía Mejía, en su libro Régimen jurídico de las elecciones en Colombia(2013) que: “…la verdad es que tal metodología está fundamentada en una ciencia formal como lo es la estadística, ciencia que tiene más de tres siglos de haberse iniciado, desde los trabajos del alemán Goltfried Achenwall y el inglés Sir Jhon Sinclair. Actualmente en una herramienta fundamental en la investigación científica y, sobre todo, es transversal a algunas disciplinas científicas como la física, la demografía, la epidemiología, la bioestadística, la econometría y especialmente, la salud pública. Las encuestas electorales, por lo tanto son metodologías científicamente válidas para auscultar el parecer de la opinión pública en materia política si se observan, desde luego, por sus operadores, unas reglas éticas que eviten la distorsión de las muestras, y esencialmente en lo relacionado con la técnica de elaboración de las preguntas y los grupos poblacionales escogidos”.

Como autoridad en la materia reconoce la importancia de las encuestas electorales y plantea una cualidad muy necesaria a su aplicación: la ética de los operadores. El comportamiento de las firmas encuestadores es fundamental en el uso adecuado de ellas; no por nada hasta las mismas firmas contribuyen a las normas que las rigen, pero además el exmagistrado, registra el esfuerzo la reglamentación  de las encuestas que viene de años atrás y muchos: “En Colombia, desde hace cincuenta y seis años se trata de reglamentar el tema de las encuestas con la expedición de la ley 58 de 1958, primer asomo de ley estatutaria de los partidos, que no permitía la divulgación de encuestas en los treinta días anteriores a las elecciones”. Debemos aquí recordar que por las fechas se habían firmado el pacto de Sitges(1957) y el de Benidorm (1956)por los jefes de los dos partidos( liberal y conservador) en disputa desde años atrás,  y que hace parte de la violencia en la historia del país, y cuyos pactos desembocaron en el Frente Nacional con el reparto igualitario de la administración del Estado. Más esa” norma que fue declarada inexequible por la Corte Constitucional mediante sentencia C-488 de 1993 y que fue repetida en la ley 130 de 1994, artículo 30, nuevamente declarado inexequible mediante sentencia C-089 de 1994. La razón que tuvo la Corte para declarar inexequible las dos normas citadas fue la violación al artículo 20 constitucional que garantiza la libertad de expresión y difusión del pensamiento.”.

 En esta forma discursiva que nos presenta el desarrollo del pensamiento sobre las encuestas Guillermo Mejía M, nos descubre como las discusiones entre legislativo y lo electoral, termina más en el trato de resoluciones y de circulares; y así llegamos la última la 004 de 2019;( como quien dice ” para muestra un botón”): “ En la sentencia que estudió la constitucionalidad de la ley 996 de 2005, ley de garantías electorales, artículo 28, la Corte encuentra razonable que el legislador prohíba la divulgación de encuestas electorales siete días antes de las elecciones y el mismo día de estas, sin violentar la norma constitucional que garantiza la libertad de expresión, invocando el principio de proporcionalidad. En dicho artículo 28 mencionado, también se obliga a las empresas encargadas de realizar encuestas a inscribirse en el Registro Nacional de encuestadores, pues según la misma Corte” dicho registro garantiza la seriedad de quienes se encargan de recoger la opinión pública para difundirla en la comunidad”.

Y continua el exmagistrado:“Pero causa un poco de asombro que la Corte haya sido tan celosa en la declaratoria de inexequibilidad de las normas que prohíben la divulgación de encuestas treinta días antes de las selecciones por violación del derecho a la libre expresión, pero haya concedido al Consejo Nacional Electoral la potestad de intervenir previamente en la evaluación de la calidad de la pregunta, con el argumento de que lo que persigue tal verificación es garantizar que desde la formulación misma de la pregunta, el sondeo de opinión no muestre una tendencia que distorsione la voluntad del electorado. En mi opinión, eso equivale a una censura previa por parte de un órgano del Estado sobre los medios de comunicación y permite a un ente altamente politizado, como es el CNE, manipular una encuesta, aunque la misma Corte agrega que no le está permitido al organismo electoral formular directamente la pregunta. La verdad es que el CNE nunca ha hecho un control sobre las encuestas. En primer lugar, porque sus miembros, en los distintos períodos, no son experto en materias estadísticas ni ha contado el organismo con peritos que realicen la labor, principalmente en la calidad de la evaluación de las preguntas, ni hasta donde se sepa, ninguna firma encuestadora ha enviado previamente las preguntas al Consejo para su análisis. Y el control que se ejerce posteriormente es ninguno y solo se limita a recibir la copia de la encuesta con la ficha técnica para su archivo”. Aquí dejamos al exmagistrado que con su experiencia vivida en el organismo pone muy claros sus conceptos de lo que ha sido en el interior del CNE, el tema de las encuestas y sondeos electorales.

1 para 3:Política=Polity, politics, policy.

Con paciencia, dedicación, responsabilidad y mucha pasión el profesor Carlos Salazar Vargas ha estado en los mejores términos, predicando acerca de las Políticas Públicas; con un gran apostolado que ha sabido generar su esfuerzo y sudor desde México; su segunda patria; donde gracias a su espíritu académico, ha propagado las políticas publicas, las que ha sacado de los claustros, a las calles y reuniones populares, para que los ciudadanos de a pié, puedan apropiasen de los conceptos para usarlo en las relaciones y comunicaciones con sus gobernantes, sin tener que leer textos de varios volúmenes y mamotretos sobre el tema. Antes bien, sus palabras de experimentado profesor hacen comprensibles los conceptos, tan necesarios en la etapa actual de la administración pública, donde las políticas públicas, con el peligro que todo sea sea convertido en lenguaje corriente y cualquier acción del gobernante de turno o politiquero, sea comprendida como política pública.

Escuchando al profesor Vargas Salazar, se aclaran los significados de polity, politics y policy, tres palabras con diferentes contenidos para los ingleses, que en español, se engloban en una sola política; lo que puede malinterpretarse cuando se acompaña en el caso de las políticas públicas.Y así estas pueden terminar siendo cualquier acción.

FAMILIAS COLOMBIANAS PODRÁN CONTAR CON DERECHOS DE PROPIEDAD

Es una afortunada frase, para la época de la polarización ideológica forzada a que nos quieren llevar los movimientos y partidos políticos de Colombia, cuando en el fondo esas dos fuerzas pulsan por el dominio de las tierras y las dos gustan, gozan y disfrutan de la propiedad privada y ninguna ha proclamado lo contrario.

La frase completa aparece en el diario económico de mayor prestigio en el país y dice: “   El catastro multipropósito es fundamental para el futuro de Colombia. Todas las familias colombianas podrán contar con derechos de propiedad” y no la pronuncio cualquiera de los respetados representantes políticos sino Ulrich Zachau, director del Banco Mundial para Colombia y Venezuela; que por el cargo y su misión no deja duda la pureza técnica de su declaración. No puede existir en el país  Libertad y Orden, sino no hay confianza en su catastro. Todo y cualquier ciudadano tiene derecho a su propiedad y su protección; la que sólo se puede lograr si se sabe con certeza su existencia física y legal; función primordial del Estado de derecho y más si se califica de social.

De todos los proyectos del plan de desarrollo (2018-2022) consideramos es el más importante: es saber que se tiene y quien lo tiene. Es conocer quien en el dueño de la tierra(rural y urbana) existente y sus usos y no puede planes y proyectos sobre tierras inexistentes y sin conocer sus dueños, al menos en un estado de derecho y más cuando históricamente, como se reconoce en Colombia, que esta falta de información cierta, ha sido el motor de la violencia. Las cifras son contundentes: “ solamente 5% del territorio está actualizado y 28% está sin formar, pese a que este porcentaje puede ser más grande. “Hay un altísimo porcentaje del territorio sobre el cual no hay ninguna información (…) el Instituto Geográfico Agustín Codazzi tiene 300.000 expedientes atrasados y la Agencia Nacional de Tierras tiene 280.000 expedientes”.

La actualización del catastro brindará la información exacta de cómo está dividida la tierra( rural y urbana), sus niveles de productividad, sus condiciones ambientales y de titulación; lo que permitirá tener un banco de tierras, como se estipulo en los acuerdos de paz. Y para implantar este nuevo sistema de información se nos dice que se contara con tecnología digitalizada, recurriendo prontamente al blockchain. cuestión, que no debiera dar espera e iniciarse de una vez.

 Los esquemas y arquitecturas informáticas necesarias ameritan las más altas calidades; que de gobierno a gobierno se debieran obtener sin intermediarios comerciales; evitando el troceado de la contratación; del que gustan tanto los implantadores no experimentados que invocan el apoyo a la inteligencia nacionalista. Buena suerte en tan noble proyecto, que guarda todo el valor social y económico para el despegue del desarrollo moderno del país.

COLOMBIA SE MIDE

Se convoca a todos funcionarios públicos de Colombia para que con una interesante metodología de exposición de los trabajos realizados, puedan mostrar de manera efectiva y real los diferentes instrumentos de gestión y sus resultados en las diferentes practicas administrativas de los múltiples escenarios que brinda la administración pública, que es muy diversa y novedosa, en la creación de nuevas soluciones a los innumerables problemas y obstáculos. Es todo un espectáculo de técnica e ingenio para hacer visibles la inteligencia de los funcionarios públicos que la mayoría de las veces con recursos muy escasos y a veces sin apoyos, tratan de resolver y mitigar las demandas de los ciudadanos.

Este llamado esta fundamentado en el uso de las TICs, como se puede apreciar en el infografía adjunta; que ya de por si, ello muestra la transparencia del evento y sus resultados. Esperamos que las redes se inundan de esas practicas positivas y creativas, para hacer del relato de las innovaciones sociales, una verdad comprobada.

DÍA DEL SOCIÓLOGO EN COLOMBIA: 10 DE DICIEMBRE

En Colombia se celebra el día del sociólogo, el 10 de diciembre en conmemoración de la inauguración de la primera cátedra de sociología en la Universidad Nacional de Colombia, en el año de 1882, por parte del académico Salvador Camacho Roldán, (Nuchía, Casanare, enero 1 de 1827-Zipacón, junio 19 de 1900): abogado (1847);  juez de rentas; gobernador de Panamá, representante y senador por Casanare y fiscal de la Cámara: participo en la  Convención de Rionegro(1863); presidente de la República de Santos Gutiérrez (1868);  Secretario de Hacienda en el gobierno de Eustorgio Salgar, y postulado para la presidencia de la República en 1871. Entre sus obras; Sus Memorias de Hacienda de 1871 y 1872 son importantes en su género por  la información y el conocimiento de los problemas económicos del país y definiciones políticas. En Notas de viaje (1887), muestra con precisión sus impresiones sobre los Estados Unidos.

Para explicación de la celebración, leemos al profesor Gonzalo Cataño,  quien escribe que :”En 1882 pronuncia en la Universidad Nacional su famoso discurso sobre la sociología, su trabajo singular más importante desde el punto de vista de la originalidad y la perspicacia teóricas. Recogiendo sus meditaciones anteriores —donde hay algo de Comte y mucho de Spencer—, define el campo de la sociología como la ciencia “que se refiere a las leyes que por medio de las tendencias sociales del hombre, presiden el desarrollo histórico de los seres colectivos llamados naciones.” Esta definición bastante abstracta y no exenta de cierto arcaismo, se comprende mejor cuando se observa a qué estaba realmente apuntando Camacho con la idea de desarrollo histórico orientado hacia la configuración de organizaciones nacionales. Su concepto de sociología proviene de las observaciones de la experiencia colombiana y latinoamericana. Su interés estaba volcado en el estudio de cómo los individuos que viven en un territorio determinado, comienzan a adquirir sentimientos comunes y visiones solidarias. Para Camacho la idea de nación es un equivalente al concepto de sociedad, al de unión de hombres conscientes de sus intereses y de sus semejanzas, al de grupo de personas ligadas por idénticos lazos materiales, intelectuales y morales. Y esto era lo que encontraba en la historia reciente de la América española. Después de las varias y repetidas guerras y luchas intestinas que siguieron al período de in dependencia, aquellas antiguas extensiones ibéricas se estaban convirtiendo en sociedades organizadas: en naciones. Por esta vía inesperada. Camacho le abrió a la ciencia de Comte la posibilidad de original aclimatación de su saber teórico y práctico en el Nuevo Mundo”.

FÁCIL SABER SI ES DOCTOR…

En Colombia, los títulos son más importantes que el “saber hacer”(las competencias, hoy) y los títulos siempre han  imperado sobre las realidades; así, aquellos sean de “oídas”; y cuando por el simple hecho de ser designado para un cargo de relieve se adquiere por beneficio que lo llamen “doctor”, o como sucede con los políticos, que sin pasar por una universidad, los directorios políticos,  los “gradúan” de “doctor”; el tener en verdad un titulo de doctor se había vuelto intrascendente y por tanto  muchos han vivido de  los embustes de las hojas de vida abultadas con títulos falsos y de titulaciones falsas. Más en los últimos años, se ha despertado un inusitado interés por verificar la verdad de los títulos que exhiben los candidatos a cargos públicos  ya por elección o por designación y vaya sorpresas que la ciudadanía se ha llevado.

Este ejercicio de control sobre las hojas de vida es lo normal en las organizaciones, donde existen las oficinas especialistas en esta tarea, y cuya responsabilidad originalmente recae en las de recursos humanos o de talento humano, como  se ha cambiado la denominación, mas no su función. Y en verdad que se hace bien en general; no sin antes denotar a veces cierta ingenuidad en los controles; pues los detalles de la academia y de las universidades, a veces no están claros para los controladores, que a veces optan mejor por el silencio que por declarar su ignorancia sobre el tema y pasan así, los títulos que los candidatos a los cargos presentan y otros mejor achacan la falta de control, a la figura de la buena fe. De estas labores de verificar la autenticidad de los títulos académicos, recordamos, que una vez  un funcionario territorial de Antioquia, manifestó en voz alta la necesidad de verificar los títulos y esa misma semana  le llegaron cinco renuncias voluntarias y sin explicaciones; y repitió esa misma formula después en una universidad con similares resultados. Particularmente, la experiencia indica que si los ascensos y remuneraciones dependen de la presentación de títulos académicos; es terreno propio para la presencia de la falsedad de los mismos; no por otra razón, una autoridad policial, ante la petición de una cotización para ese tipo de revisiones, estimaba no hace muchos años en un 30% los títulos falsos. Por eso, los casos mencionados en Colombia en los últimos años, y el del profesor de una universidad privada de Bogotá; son  los brotes externos de la existencia de una “enfermedad” que ataca en las organizaciones en general.

En el caso de comprobar los  estudios de doctorado y en especial sobre los títulos alcanzados en España, es una tarea fácil, por lo cual extrañamos las tardanzas en su verificación por parte de los interesados, (en el presente, de la Universidad ), porque para el proceso se tienen tres opciones:

1- existe  en España desde 1976 una base de datos de totalmente abierta   Donde se puede consultar si una persona ha sido doctorada por el sistema universitario español y con las posibilidades de búsqueda en esa base de datos por titulo de la la tesis; por autor, por el numero del pasaporte, NIF/NIE; por universidad y por curso académico según años; en un proceso transparente y nítido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero si aun, el que consulta tal base de datos puede quedar con dudas la existencia o no del doctorado realizado; puede hacer una búsqueda en la misma universidad mencionada.
2- Como subsidiaria a la anterior búsqueda, se puede a buscar internamente en la web de la universidad mencionada donde según esta, se puede encontrar los avisos de la defensa de la tesis, una base de datos de las tesis, o simplemente un botón que lleva directamente a las tesis doctorales de esa universidad, para allí comprobar lo deseado.
3- Pero si por alguna razón el consultor aun queda en duda, le recomendamos que vaya la biblioteca de la universidad mencionada y busque en el catalogo abierto, la tesis de la persona correspondiente y es lo mas seguro que allí, reposa.
Además es conveniente tener en cuenta que las bibliotecas están en red y algunas inclusive con bibliotecas de países europeos , lo que hace mas accesible ala información simple de buscar un nombre de doctorado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos tres caminos que ayudan a comprobar si existe o no el doctorado que presenta o alega una persona con respecto al sistema universitario español,  están abierto desde hace muchos años; en el caso de la primera opción de búsqueda, la base de datos TESEO, son ya 22 años de existencia y de uso común y corriente y con trabajo en red con todas las bibliotecas de las universidades que a su vez se enlazan a otras universidades europeas.