GESTIÓN DE PROCESOS Y CONTROL DE GESTIÓN


Las interrelaciones de la cibernética, la teoría de sistemas y el análisis de sistemas han desembocado en la llamada Gestión de  procesos de negocio ( Business Process Management); y el desarrollo de las TIC la han colocado como puente necesario para la transformación Digital.
La gestión de procesos de negocio (usamos BPN, pues así se conoce más) se ha propagado en todo tipo de organizaciones que ven en ella un método útil de ordenamiento de sus operaciones, con orientación al cliente, para presentarle sus productos y servicios con calidad, productividad y competividad y con flexibilidad y agilidad como lo demanda el entorno cambiante de los negocios
Analizar las organizaciones desde las miradas de la BPM, es admitir que sus componentes están enfocados a la satisfacción del cliente en todas sus variedades y de manera transversal identificar los procesos claves para la creación de valor que es el objetivo fundamental de las organizaciones, sean estas privadas o públicas. Y es en estas últimas, donde más se requiere del uso de la BPM, que como técnica y metodología comprobada, ayuda a detectar las apropiaciones personales e indebidas de los  ciertos procesos en tiempos y resultados, por parte de los funcionarios; creando las anomalías burocráticas de las organizaciones publicas que sufren los ciudadanos como usuarios o como clientes.
Parece inverosímil que a estas alturas de este siglo en el que se avanza vertiginosamente en las TIC, los que hemos trajinado en el campo de las reformas y rediseños de las organizaciones tengamos que advertir sobre la urgente necesidad de tomar la gestión de procesos de negocio (BPM)en sus bases  para poder afrontar los retos de las intervenciones actuales sobre las organizaciones  públicas con el fin de conformar las estructuras adecuadas al reto de sus planes estratégicos de desarrollo. Los resultados de algunas intervenciones analizadas muestran que se sigue hablando de transformaciones y aun más de transformaciones organizacionales ( algunos mas atrevidos, las califican de digitales) a simples retoques y cambios de denominaciones de puestos de trabajo. 
La globalización ha traído de suyo lo cambiante de los ambientes donde se mueven las organizaciones y la necesidad de estas de dar respuestas positivas a esos cambios  que demandan  sus clientelas de una manera ágil y productiva; que es la piedra angular de la gestión de procesos. Así las organizaciones deben dar cumplimiento a normas internas, regulaciones externas e internacionales; que todas vienen  catalogadas en los controles de calidad, prevención  del riesgo y el cuidado del medio ambiente. Este es el desafío.
 A pesar de tener objetivos y fijar metas, las organizaciones pueden perder su orientación centrada en la calidad, tiempo y costos de los productos y servicios que prestar; y es aquí donde actúa la gestión de procesos de negocio (BPM), para: poner orden, definir roles, determinar responsabilidades, fijar criterios de éxito y de evaluación y probar y hacer de la revisión hábitos de comportamiento en las organizaciones, como una consecuencia natural de la gestión de procesos. Algunos asesores consideran la gestión de procesos independiente de las TI que las encapsulan en compartimentos diferentes, lo que no tiene asidero; porque debemos entender a BPM, como  el camino hacia la automatización y operación de los procesos implícitamente con TI. Rediseñar y reformar sin las TI, es hacer una simulación, que según el RAE, tiene por sinónimos: fingir, aparentar, disimular, disfrazar e imitar; que es todo ,lo opuesto a realizar, aclarar y crear; que es en verdad la gran tarea de los asesores de un rediseño organizacional.
BPM tiene por objetivo empotrar la capacidad adecuada de la organización a los cambios del entorno; capacidad que últimamente algunos analistas han denominado Resiliencía o la capacidad de reacción y sobreponerse a las adversidades y poder así responder por la productividad de la organización; que se conjuga en las tres E, que usualmente se persigue en el control de la gestión:

Economía. Se trata de los términos y condiciones bajo los cuales se adquieren y utilizan todos los recursos de la organización (humanos, financieros y materiales) tanto en las cantidades y calidades apropiadas, y de manera oportuna y al menor costo posible. Es decir que no se compre, se gaste y se pague más de lo necesario; de aquí la importancia de los estudios de costos en toda la organización, de sus productos y servicios.

Eficiencia: Es la relación entre los recursos consumidos (insumos) y la producción de bienes y servicios. La eficiencia generalmente se da como porcentaje, comparando la relación insumo – producción con un estándar aceptable (dado por el mercado, la competencia, la industria). Por ello, debe tenerse en cuenta que la eficiencia no solo está determinada por la cantidad de producción, sino también por la calidad y otras características del producto o del servicio ofrecido.

Eficacia:  se refiere al grado en que una actividad o programa alcanza sus objetivos, metas y otros efectos propuestos y tiene que ver con los resultados del proceso de trabajo de la entidad, es decir que la producción o el servicio se haya cumplido en la cantidad y calidad esperadas y sea socialmente útil el producto obtenido o el servicio prestado

Estos tres elementos aislados no tienen mucho sentido pero relacionados, adquieren gran sentido de trabajar en orden, con productividad y con buenos resultados; es crear valor para los stakeholders de la organización Y el BPM, es el camino.


FÁCIL SABER SI ES DOCTOR…

En Colombia, los títulos son más importantes que el “saber hacer”(las competencias, hoy) y los títulos siempre han  imperado sobre las realidades; así, aquellos sean de “oídas”; y cuando por el simple hecho de ser designado para un cargo de relieve se adquiere por beneficio que lo llamen “doctor”, o como sucede con los políticos, que sin pasar por una universidad, los directorios políticos,  los “gradúan” de “doctor”; el tener en verdad un titulo de doctor se había vuelto intrascendente y por tanto  muchos han vivido de  los embustes de las hojas de vida abultadas con títulos falsos y de titulaciones falsas. Más en los últimos años, se ha despertado un inusitado interés por verificar la verdad de los títulos que exhiben los candidatos a cargos públicos  ya por elección o por designación y vaya sorpresas que la ciudadanía se ha llevado.

Este ejercicio de control sobre las hojas de vida es lo normal en las organizaciones, donde existen las oficinas especialistas en esta tarea, y cuya responsabilidad originalmente recae en las de recursos humanos o de talento humano, como  se ha cambiado la denominación, mas no su función. Y en verdad que se hace bien en general; no sin antes denotar a veces cierta ingenuidad en los controles; pues los detalles de la academia y de las universidades, a veces no están claros para los controladores, que a veces optan mejor por el silencio que por declarar su ignorancia sobre el tema y pasan así, los títulos que los candidatos a los cargos presentan y otros mejor achacan la falta de control, a la figura de la buena fe. De estas labores de verificar la autenticidad de los títulos académicos, recordamos, que una vez  un funcionario territorial de Antioquia, manifestó en voz alta la necesidad de verificar los títulos y esa misma semana  le llegaron cinco renuncias voluntarias y sin explicaciones; y repitió esa misma formula después en una universidad con similares resultados. Particularmente, la experiencia indica que si los ascensos y remuneraciones dependen de la presentación de títulos académicos; es terreno propio para la presencia de la falsedad de los mismos; no por otra razón, una autoridad policial, ante la petición de una cotización para ese tipo de revisiones, estimaba no hace muchos años en un 30% los títulos falsos. Por eso, los casos mencionados en Colombia en los últimos años, y el del profesor de una universidad privada de Bogotá; son  los brotes externos de la existencia de una “enfermedad” que ataca en las organizaciones en general.

En el caso de comprobar los  estudios de doctorado y en especial sobre los títulos alcanzados en España, es una tarea fácil, por lo cual extrañamos las tardanzas en su verificación por parte de los interesados, (en el presente, de la Universidad ), porque para el proceso se tienen tres opciones:

1- existe  en España desde 1976 una base de datos de totalmente abierta   Donde se puede consultar si una persona ha sido doctorada por el sistema universitario español y con las posibilidades de búsqueda en esa base de datos por titulo de la la tesis; por autor, por el numero del pasaporte, NIF/NIE; por universidad y por curso académico según años; en un proceso transparente y nítido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero si aun, el que consulta tal base de datos puede quedar con dudas la existencia o no del doctorado realizado; puede hacer una búsqueda en la misma universidad mencionada.
2- Como subsidiaria a la anterior búsqueda, se puede a buscar internamente en la web de la universidad mencionada donde según esta, se puede encontrar los avisos de la defensa de la tesis, una base de datos de las tesis, o simplemente un botón que lleva directamente a las tesis doctorales de esa universidad, para allí comprobar lo deseado.
3- Pero si por alguna razón el consultor aun queda en duda, le recomendamos que vaya la biblioteca de la universidad mencionada y busque en el catalogo abierto, la tesis de la persona correspondiente y es lo mas seguro que allí, reposa.
Además es conveniente tener en cuenta que las bibliotecas están en red y algunas inclusive con bibliotecas de países europeos , lo que hace mas accesible ala información simple de buscar un nombre de doctorado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos tres caminos que ayudan a comprobar si existe o no el doctorado que presenta o alega una persona con respecto al sistema universitario español,  están abierto desde hace muchos años; en el caso de la primera opción de búsqueda, la base de datos TESEO, son ya 22 años de existencia y de uso común y corriente y con trabajo en red con todas las bibliotecas de las universidades que a su vez se enlazan a otras universidades europeas.

 

25 años de la Revista GESTIÓN Y POLÍTICA PÚBLICA de México

Del segundo semestre del año de 1992 al segundo semestre de este año de 2017, van corridos 25 años  de la aparición de la revista del Centro de Investigación y Docencia económicas- CIDE, México. Una labor consagrada al estudio de las organizaciones públicas y las políticas que por ellas transitan, lo que ha permitido que exhiban  a la fecha 52 números y tres ejemplares más, especializados estos en los temas  de políticas públicas, periferias urbanas y participación ciudadana( 2012); gobierno electrónico( 2013) y políticas públicas deportivas(2015) cumpliendo  el propósito de su creación como se lee en su presentación: ” construir un espacio de discusión académica para dar a conocer planteamientos teóricos, resultados de investigaciones empíricas y experiencias  de gestión ; todo esto en el ámbito del estudio de las políticas públicas y la gestión de las organizaciones gubernamentales. Este esfuerzo responde a un campo de preocupaciones  poco atendido en revistas especializadas de lengua española, pese a constituir en la actualidad un tema medular  de la agenda de reforma estatal en prácticamente todos los países. Por ello pretendemos captar tanto la atención de grupos de estudio como de decisores en la alta función pública “. En lengua castellana es la pionera en el tema demarcado de políticas públicas y siguen en orden: Gestión y Análisis de Políticas Públicas del Instituto Nacional de Administración Pública de España-INAP, España (1994); Opera del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales-CIPE, de  la Universidad Externado de Colombia(2001); Revista de Políticas Públicas de la Universidad Federal de Maranhao-UFMA (2005); Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia(2006); Revista de Políticas Públicas de Magister en Gestión y Política Pública de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile(2007); Revista Perspectivas de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Lanus; Argentina(2011); Revista Brasileira de Políticas Públicas del doctorado de Derecho del Centro Universitario de Brasilia (2012); Revista de Evaluación de Programas y Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la  UNED(2013); Revista Estado y Políticas Públicas de FLACSO de Argentina(2013); Revista de Pesquisa en Políticas Públicas del Centro de Estudios Avanzados de Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad de Brasilia(2013); Revista de Estudios de Políticas  Públicas, del Master de Gestión y Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (2014); Revista de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú.(2014) y la Revista Brasileira de Políticas Públicas e Internacionales de la Universidad Federal de Paraíba(2016); sin ser exhaustivos en la lista.

Al principio de las publicaciones de GyPP los directores eran: Enrique Cabrero Mendoza y José Mejía Lira del Centro de Investigación y Docencia económicas y estaban en el Comité editorial: Luis F. Aguilar Villanueva; María del Carmen Pardo; Enrique Cabrero Mendoza; Gabriel Díaz Rivera; José Mejía Lira; Carlos Dávila; Eduardo Ibarrra Colado; Bernardo Kliksberg y  Jean-Pierre Nioche. En el ultimo ejemplar aparecen los nombres de Edgar Ramírez de la Cruz como director y de Enrique Cabrero Mendoza como director fundador y en el Comité editorial, aún continúan: Luis F. Aguilar Villanueva y María del Carmen Pardo y otros prestigiosos especialistas.
Analizando los artículos de ese primer ejemplar, se puede detallar  la vigencia de los temas porque hoy sus contenidos siguen vivos en los debates actuales, significando su prospectiva,  que no era otra que llevar la idea hacia el futuro; porque tanto esta como aquellos son de muchos años conocidos y ahora novedosos para los recién llegados a las políticas públicas:
– H.George Frederickson, Hacia una teoría del publico para la administración pública, dado que ” la mayoría de las teorías sobre lo público suponen que una comprensión correcta del público resultará en una comprensión correcta  del gobierno” entonces ” ¿ Qué es exactamente el público?” .
-Bernardo Kliksberg, Cómo reformar el Estado para la lucha contra la pobreza, uno de  sus escritos fundacionales de su Gerencia social y la profesionalización del sector social.
– Eduardo Ibarrra Colado  y Luis Montaño Hirose, Teoría de la organización y administración pública. Insuficiencias, simplezas y desafíos de una maltrecha relación, que  para algunos escritores se convierte en un camino de una sola vía y para otros en uno de doble  vía pero en una sola dirección, confundiendo la una con la otra;  cuando la realidad de las decisiones y gestiones públicas demandan autopistas  de varias vías y direcciones.
– Gerald E. Caiden, Frente a la década de 1990:desafíos para los gerentes del sector público; donde si cambiamos de década por otra más avanzada, de igual manera se sentirá nostalgia por la tranquilidad de la pasada porque los problemas nuevos de cada década son de ella y su complejidad está en el contexto; con reflexiones muy convenientes para  los que no han querido entender que los problemas se viven de diferente manera según no solo el tiempo sino también el lugar, la región, el país!, por lo cual  la copia de las recetas  que formulan producen sino engaños y timos.
– Michael Croizer, El cambio en las organizaciones, que podríamos decir es un tema eterno; más el desarrollo de las Tic, ha hecho lo que no ha podido el tiempo: romper bruscamente con el pasado. Ahora se requiere de involucrar a la gente en la transformación digital. Por sí o por no. No hay graduación, ni sistemas espejos. Los ciudadanos van más adelante que las oficinas del gobierno en este imparable proceso.
– Stewart R. Clegg, ¿De las culturas antiguas a la fatuidad posmoderna? .Que nos ayuda a conocer el concepto de cultura en las organizaciones  que tanta referencia tienen en la teoría administrativa, con un gran énfasis en la cultura económica de los japoneses; bases de sus orientaciones de gestión que tanto ha influenciado sobretodo en desarrollo de las tecnologías de calidad.
Desde su inicio hasta hoy, la publicación sigue marcando huellas en la teoría administrativa y viene mostrando como se agendan las políticas y cómo se analizan  sus desarrollos, cumplimientos de metas e impactos; revista de obligatoria consulta publis por ser  la pionera en esta orientación de la gestión pública.

SI NO ES DIGITAL,DE QUÉ TRANSFORMACIÓN  ME HABLA ?

Las palabras en su contexto y en su época. Hoy cuando las TIC han avanzado de manera vertiginosa y la tecnología se hace más pegada a la piel de las personas, ( si es que, no  se encuentra dentro de ella)  no podemos imaginar que aún existan exitosas reformas o reestructuraciones de las organizaciones que no estén dentro de la especie Digital. Y en verdad todavía se leen noticias de esas reformas planeadas a largo plazo con metodologías heredadas del funcionalismo y del organicismo y lo que es aún más  dañino para la misma organización, diseñar modificaciones de la estructura de manera improvisada y de aprobación ligera en los consejos directivos, a las que de manera fortuita implantan y las  llaman eufemísticamente “adecuaciones”; cual símil de la reposición del  cuadro torcido en la pared, como para que no se note mucho lo que lleva por dentro esa tal “adecuación”; que en el fondo no pasa de ser un favor de cumplimiento electoral, un amiguisimo burocrático o devolución de favores de inconfesables.
Hoy se imponen las transformaciones digitales, no las hay de otro tipo. O se modernizan de verdad las estructuras revisando sus procesos, implantando flujos de trabajo efectivo y de creación de valor y  aprovechando los beneficios de la tecnología  que viene condensada en los software y se tienen los necesarios hardware o  mejor no hacer nada; pero  no se puede mentir  a los públicos interesados(stakeholders) de la organización tratada de esa manera. Por pobre que sea el municipio o atrasada que esté la  universidad( por ejemplo)  en materia de tecnología, negarles que se inicien de una vez por todas en la era de lo digital, como lo demanda el progreso al día de hoy,  no sería pensar de manera retrógrada sino perversa  para la continuidad  de la organización. Y entre mas atrasada y pobre sea la organización más  mérito tiene la decisión de optar por la transformación  digital que se hace imperativa; pues estamos llegando con algunas organizaciones, al extremo feo de encontrasen en nivel cero de operatividad digital frente al nivel que exhiben  los usuarios y clientes; los que ya han entrado en el mundo digital y lo viven a cada instante.
Absurdamente se cree que la transformación digital es una mera operación de compra de tecnología, lo que demuestra la reacción mental a su implantación, más, no es así. Lo primero que se hace fundamental para la transformación digital es la actitud de la alta dirección de la organización con  el convencimiento de la urgencia y necesidad de ella; luego la disposición y apertura mental del personal al cambio que es necesario  y que se espera sea diseñado y orientado por el asesor del proceso, de cual se espera que tenga la condición ética de proponer lo mejor y lo más factible para la organización y sus públicos interesados, sobre los cuales se enfoca la transformación.
La transformación digital es una etapa evolutiva de las organizaciones y mas que la introducción de la tecnología misma, es la aceptación de los cambios económicos y sociales que traen las nuevas tecnologías en la vida de las personas; por ello es importante reconocer que se necesita de las personas para avanzar en la transformación digital, que todos los días nos propone inmensos volúmenes de datos con los cuales en su uso proporcionado y adecuado nos permite ser más efectivos, eficaces y eficientes en las tareas de las organizaciones, dejando a las máquinas las tareas rutinarias para poder dedicarnos como seres pensantes a las labores de análisis y de innovación y poder ofrecer mejores y nuevos servicios y productos.

LA ADMINISTRACIÓN ENTRE PODER Y SERVICIO.

Del discurso pronunciado por D. Mariano Baena del Alcázar, con motivo de la investidura de su doctorado honoris causa de la Universidad Rey Juan Carlos, en Móstoles, el 9 de septiembre de 2016, destacamos los siguientes párrafos, que detallan lo fundamental del titulo ya escrito.

img_1986

LA ADMINISTRACIÓN ENTRE PODER Y SERVICIO. SU SITUACIÓN ANTE LA SOCIEDAD

1.”Es para mí una particular satisfacción el que sea esta Universidad la que me hace el honor, pues fue la que más decididamente acogió los estudios de Ciencia de la Administración, a los que he dedicado buena parte de mi vida académica desde los años setenta del pasado siglo. Pues fue esta Universidad la primera que nombró sin conflictos cierto número de profesores en el Departamento correspondiente”

2. “Como es sabido la Administración es un complejo orgánico integrado con el Gobierno o, para expresarlo de modo más convencional, en el Ejecutivo. Me parece que ello justifica que deba llamarse particularmente la atención sobre los puestos de máxima jefatura, autentico gozne entre Administración y Gobierno, tanto más cuanto que son los provistos según criterios de confianza política. Son los miembros del Gobierno y los titulares de estos puestos quienes ejercen el poder y dictan los actos de poder correspondientes.

3. “una cuestión a destacar, generalmente inadvertida, es que los actos administrativos – los actos de poder típicos junto con la ley y la sentencia- nunca se dictan por personas que tengan simplemente la condición de funcionarios, sino precisamente por los miembros del Gobierno o por las personas nombradas según criterios de confianza política, que pueden tener o no aquella condición”

4.”Es claro que la organización de ésta(administración) tiene una cabecera formada por los puestos bisagra entre política y Administración, y de esta cabecera depende el conjunto de puestos en los que trabajan cientos de miles y a veces millones de personas en los países civilizados”.

5. ” esta es la cuestión central, que la existencia de la Administración como ahora la conocemos sólo está justificada por los servicios que presta. No se olvide sin embargo que las prestaciones se realizan desde una posición de autoridad y justamente por ello es necesario un equilibrio”.

6. “Estamos sin embargo ante una cuestión espinosa, pues debe tenerse en cuenta que muy diversas ideologías centran sus posiciones políticas precisamente en la reivindicación de mayores y mejores servicios. Por otra parte en las últimas décadas se ha visto con hostilidad a personas decisivas para este binomio autoridad- prestación, y así buena parte de los miembros de la clase política desataron una campaña contra los altos funcionarios. Adviértase un dato que no carece de interés. Como una suerte de moda científica, hace un par de décadas se suscitaron una serie de cuestiones sobre la necesaria ética de los funcionarios, sobre todo de los altos funcionarios. Desgraciadamente -y de ello nos lamentamos todos ahora- el tiempo ha demostrado que tan importante o más es la ética de los políticos, antes apenas mencionada”

7.”es clara la tendencia a realizar la gestión como lo hace la empresa privada, tanto por la pretensión (imputable a los políticos) de sustraerse a los controles que existen el sector público, como por la impopularidad de la gestión pública en comparación con la privada, que se afirma (por regla general sin demostración suficiente) que da lugar normalmente a resultados más eficaces”

8.”Inicialmente se partía de una situación que, vista desde ahora, podría considerarse clásica. En su momento, tras los estudios técnicos y las deliberaciones políticas correspondientes, las medidas (medidas que implicaban muchas veces prestaciones de servicios) eran aprobadas por el Parlamento o por el Gobierno según lo que estableciera el sistema político. La ejecución de las medidas se confiaba a la Administración, que disponía de los medios suficientes, y en el curso de esa ejecución entraba en contacto con los ciudadanos y con las empresas. Se pensaba que era suficiente esa ejecución administrativa que, salvo excepciones, cumplía los objetivos políticos realizando en su caso una actividad de prestación. Pero en más de una ocasión se comprobó que ello no era cierto (al menos en cuanto a la eficacia de las medidas) y esta comprobación llevó a profundizar en el estudio de las distintas fases del proceso de adopción y ejecución de la decisión. A consecuencia de ello se formuló la teoría de las políticas públicas, la cual dominó el panorama científico de la especialidad durante varias décadas. Se advirtió que los destinatarios de las medidas podían no estar de acuerdo con los fines y además podían protestar contra el empleo de ciertos medios, y valorar de forma negativa e incluso muy negativa la eficacia y/o la eficiencia de la ejecución.

9.”La consecuencia o deducción que se obtuvo fue que debía prestarse más atención a la reacción de la sociedad, no habiendo existido o no habiendo sido suficiente la participación de la ciudadanía. Aunque se mantenía que ésta era necesaria, pocas veces se realizaba de forma satisfactoria, en ciertos casos porque se limitaba a la fase de adopción de la decisión, y otras veces porque hubiera sido necesario que se llevase a la práctica durante la ejecución, lo que no se había cumplido. A la vista de ello se valoró como una exigencia ineludible que la autoridad competente afectada tuviera un buen conocimiento de la realidad social, y además que fuese capaz de influir en los sectores sociales para llegar a acuerdos con ellos, aunque dialogando desde una posición de autoridad. Para mí esto y no otra cosa es la llamada gobernanza.”

Para el texto completo consultar:

http://laadministracionaldia.inap.es/noticia.aspid=1506602&nl=1&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=15/9/2016

CINCO TENDENCIAS DE LOS CENTROS COMERCIALES

 

CC stafe. Med-Col

CC stafe. Med-Col

Los  “ nuevos templos” de la sociedad del consumo han recorrido un trayecto muy interesante en sus variables de la construcción; de los estudios muy racionales de la mitad del siglo pasado donde se estrenaban las fórmulas  físicas de la gravitación para medir el poder de atracción(ley de Reilly) de los puntos de las grandes superficies de tiendas y supermercados, con la inclusión del concepto “ancla”, se ha pasado al concepto de la “experiencia global de la visita”, donde se mezclan el marketing experiencial y de las emociones. Ya no se piensa en el conglomerado de tiendas una tras otra, para que los compradores como en un corral (mall) tengan que al fin caer en algunas de ellas; sino en el sitio “abierto”, donde los prospectos  encuentran un sitio de recreación, diversión y pasatiempo(entertainment). Son  para algunos críticos, el sitio de encuentro de las personas por la negación de las ciudades  de brindar los espacios públicos necesarios para ejercer los derechos de los ciudadanos. Y así encuentran en los centros comerciales la oportunidad de  interactuar con sus semejantes  a un precio detallado por el consumo obligado: de nuevo lo público se convierte en negocio privado.

cinco-tendencias-de-los-nuevos-centros-comerciales1-1

 

En el cuadro adjunto se listan las nuevas tendencias de los centros comerciales, las cuales para  comprender su desarrollo, conviene repasarlas con el uso de las nuevas tecnologías que han permitido la aparición del Geomarketing, que revive antiguas teorías de la localización comercial, pero con  una visión integrada gracias a los sistemas de información geográficas(SIG), y que lo definen como:” el área de Marketing orientada hacia el conocimiento global del cliente, sus necesidades y comportamientos dentro de un entorno geográfico determinado, que nos ayuda a tener un visión más completa del mismo y a identificar sus necesidades”(Alcaide Casado et il,2012)

ebrPor:

Efrén Barrera Restrepo, Ph.D.

Gerencia Pública & Marketing