ENCUESTAS ELECTORALES: SU REGLAMENTACIÓN NO ES DE HOY

El tema de LAS ENCUESTAS ELECTORALES, nos dice el exmagistrado del Consejo Electoral Nacional de Colombia; Guillermo Mejía Mejía, en su libro Régimen jurídico de las elecciones en Colombia(2013) que: “…la verdad es que tal metodología está fundamentada en una ciencia formal como lo es la estadística, ciencia que tiene más de tres siglos de haberse iniciado, desde los trabajos del alemán Goltfried Achenwall y el inglés Sir Jhon Sinclair. Actualmente en una herramienta fundamental en la investigación científica y, sobre todo, es transversal a algunas disciplinas científicas como la física, la demografía, la epidemiología, la bioestadística, la econometría y especialmente, la salud pública. Las encuestas electorales, por lo tanto son metodologías científicamente válidas para auscultar el parecer de la opinión pública en materia política si se observan, desde luego, por sus operadores, unas reglas éticas que eviten la distorsión de las muestras, y esencialmente en lo relacionado con la técnica de elaboración de las preguntas y los grupos poblacionales escogidos”.

Como autoridad en la materia reconoce la importancia de las encuestas electorales y plantea una cualidad muy necesaria a su aplicación: la ética de los operadores. El comportamiento de las firmas encuestadores es fundamental en el uso adecuado de ellas; no por nada hasta las mismas firmas contribuyen a las normas que las rigen, pero además el exmagistrado, registra el esfuerzo la reglamentación  de las encuestas que viene de años atrás y muchos: “En Colombia, desde hace cincuenta y seis años se trata de reglamentar el tema de las encuestas con la expedición de la ley 58 de 1958, primer asomo de ley estatutaria de los partidos, que no permitía la divulgación de encuestas en los treinta días anteriores a las elecciones”. Debemos aquí recordar que por las fechas se habían firmado el pacto de Sitges(1957) y el de Benidorm (1956)por los jefes de los dos partidos( liberal y conservador) en disputa desde años atrás,  y que hace parte de la violencia en la historia del país, y cuyos pactos desembocaron en el Frente Nacional con el reparto igualitario de la administración del Estado. Más esa” norma que fue declarada inexequible por la Corte Constitucional mediante sentencia C-488 de 1993 y que fue repetida en la ley 130 de 1994, artículo 30, nuevamente declarado inexequible mediante sentencia C-089 de 1994. La razón que tuvo la Corte para declarar inexequible las dos normas citadas fue la violación al artículo 20 constitucional que garantiza la libertad de expresión y difusión del pensamiento.”.

 En esta forma discursiva que nos presenta el desarrollo del pensamiento sobre las encuestas Guillermo Mejía M, nos descubre como las discusiones entre legislativo y lo electoral, termina más en el trato de resoluciones y de circulares; y así llegamos la última la 004 de 2019;( como quien dice ” para muestra un botón”): “ En la sentencia que estudió la constitucionalidad de la ley 996 de 2005, ley de garantías electorales, artículo 28, la Corte encuentra razonable que el legislador prohíba la divulgación de encuestas electorales siete días antes de las elecciones y el mismo día de estas, sin violentar la norma constitucional que garantiza la libertad de expresión, invocando el principio de proporcionalidad. En dicho artículo 28 mencionado, también se obliga a las empresas encargadas de realizar encuestas a inscribirse en el Registro Nacional de encuestadores, pues según la misma Corte” dicho registro garantiza la seriedad de quienes se encargan de recoger la opinión pública para difundirla en la comunidad”.

Y continua el exmagistrado:“Pero causa un poco de asombro que la Corte haya sido tan celosa en la declaratoria de inexequibilidad de las normas que prohíben la divulgación de encuestas treinta días antes de las selecciones por violación del derecho a la libre expresión, pero haya concedido al Consejo Nacional Electoral la potestad de intervenir previamente en la evaluación de la calidad de la pregunta, con el argumento de que lo que persigue tal verificación es garantizar que desde la formulación misma de la pregunta, el sondeo de opinión no muestre una tendencia que distorsione la voluntad del electorado. En mi opinión, eso equivale a una censura previa por parte de un órgano del Estado sobre los medios de comunicación y permite a un ente altamente politizado, como es el CNE, manipular una encuesta, aunque la misma Corte agrega que no le está permitido al organismo electoral formular directamente la pregunta. La verdad es que el CNE nunca ha hecho un control sobre las encuestas. En primer lugar, porque sus miembros, en los distintos períodos, no son experto en materias estadísticas ni ha contado el organismo con peritos que realicen la labor, principalmente en la calidad de la evaluación de las preguntas, ni hasta donde se sepa, ninguna firma encuestadora ha enviado previamente las preguntas al Consejo para su análisis. Y el control que se ejerce posteriormente es ninguno y solo se limita a recibir la copia de la encuesta con la ficha técnica para su archivo”. Aquí dejamos al exmagistrado que con su experiencia vivida en el organismo pone muy claros sus conceptos de lo que ha sido en el interior del CNE, el tema de las encuestas y sondeos electorales.

ACTITUDES, OPINIONES Y CREENCIAS

En esta materia de encuestas y sondeos de opinión, políticos y electorales, es abundante la bibliografía que se puede examinar  y en nuestro medio es muy importante recurrir a los actores que han trabajado el tema desde las fuentes primarias; y con el pulso personal y el sentir de las inclemencias e imprevistos que se dan en la realización del trabajo de campo, se han atrevido a romper la inercia en el tema, acumulando conocimientos en la práctica real, recorriendo las veredas, pueblos y municipios alejados de las ciudades y en estas, caminado las calles, todas ellas: unas de lujosas casas y edificios, donde entrar para hacer una encuesta se vuelve todo un trabajo de relaciones públicas y de la llamada “inteligencia social”. Hasta aquellas calles que se encuentran en apariencia libres para el tránsito, pero que están marcadas por las famosas “fronteras invisibles” que han trazado las bandas y “bandolas” como territorios propios y que por las condiciones sociales de la universidad pública, sólo la Universidad de Antioquia ha podido traspasar esas líneas en búsqueda de las actitudes y opiniones, de esas  grandes zonas de población, que desde hace más de cuarenta años ha padecido la violencia generada  por múltiples causas sociales, políticas y económicas y cuyas declaraciones no se las entregan a cualquiera; como es el caso de la ciudad de Medellín. De aquí la importancia de la experiencia del Centro de Estudios de Opinión -CEO-UDEA, que se refleja en sus escritos.

Dentro de varias publicaciones conocidas, abordamos una de tipo más general ACTITUDES, OPINIÓN PÚBLICA Y OPINION POLÍTICA, que en su extensión resuelve varias preguntas:

-” ¿Cuáles son las fuentes de la opinión pública?”

-“¿Hasta qué punto las diferencias en los antecedentes de una persona, tales como su género, su nivel de ingresos, o su educación, influyen en sus actitudes políticas?” 

-“¿Por qué deben los científicos sociales esperar que factores antecedentes pronostiquen actitudes políticas?”.

¿Qué se puede concluir acerca del efecto de las características de los antecedentes sociales sobre las actitudes políticas

-“¿Cómo podemos resumir los descubrimientos de un sondeo de opinión?”.

Estas y otras preguntas no menos interesantes como:

-Qué se entiende por actitudes?  Cuáles son los componentes ? Son producidas?. O rememoradas? Son las opiniones más que creencias?. Cuáles son los tipos de muestra mejores?.Cómo debe ser la terminología de las preguntas?; encuentran respuestas adecuadas en el texto que recomendamos.

PUBLICACIÓN DE ENCUESTAS Y SONDEOS ELECTORALES Y POLÍTICOS

En Colombia, son muchas las firmas especializadas en este tipo de encuestas y sondeos; dentro las cuales se encuentran empresas muy serias y respetadas en el medio, que ya tienen mucha tradición y prestigio. Unas combinan sus trabajos de marketing y publicidad en general, con el área de política y electoral; muy contadas son las que sólo se dedican a lo político y electoral de manera exclusiva; como también son escasas aquellas que combinan la gestión de proyectos con los asuntos públicos y gubernamentales. Y digamos también que no son escasos los espontáneos y los que han arribado al campo del marketing político y electoral en “helicóptero” o “por la puerta de atrás”. Pero resaltamos un hecho muy particular en Colombia; y es la participación de las universidades en los oficios y prácticas de las encuestas y sondeos de opinión.

Una cosa es realizar una encuesta o sondeo electoral o político y otra es la publicación de los resultados en los medios de comunicación; al menos en Colombia, son tareas diferenciadas. Para poder publicar una encuesta o sondeo político o electoral; la empresa o firma, o centro, o universidad o la persona que quiera hacerlo debe de estar registrado ante el Consejo Nacional Electoral Nacional Electoral ; ” las cuales deberán demostrar, al momento de su registro, la experiencia mínima de un año, representación legal y tres constancias de empresas o usuarios que certifiquen la idoneidad de su trabajo.Así mismo durante el día D( elecciones), ” los medios de comunicación en ningún caso podrán divulgar las proyecciones del resultado electoral, o de los sondeos que se realicen a las personas recién han salido de la mesa de votación, comúnmente conocido como el exit pollhttps://www.cne.gov.co/tramites-y-servicios/encuestas

La divulgación de los sondeos y encuestas deben llevar “nombre de la persona o entidad que la autoriza; fuente de financiación, tipo y tamaño de la muestra; temas específicos a los que se refiere; área en que se efectúa, fecha y margen de error calculado”. Y por ello deben enviar por correo físico, la ficha técnica completa, el formulario aplicado, los resultados de la encuesta, un cd con la información y adjuntar la publicación que se haya realizado en medios digitales, prensa escrita, televisión o radio, y radicar esos documentos en las oficinas del CNE.

Para llevar este control se han creado dos comisiones: 1- Técnica y de Vigilancia y Comisión para Concepto Técnico y Valoración de Encuestas de Carácter Electoral, integrada por tres expertos en encuestas para que supervise el cumplimiento de las disposiciones.y 2- La Comisión Técnica y de Vigilancia estará integrada por tres magistrados del Consejo Electoral.

A la fecha del 31 de agosto de 2019, las firmas registradas eran en total 113; que muestran estar domiciliadas en Bogotá, 33; en Cali, 12; en Medellín, 11; Barranquilla 10; Bucaramanga, 8 ; Cartagena, 5; Valledupar, 4; Pasto, 4; Pereira, 3; Neiva, 2; Duitama, 2; y Cúcuta, 2; el resto en diversos sitios del país.

De esas firmas encuestadoras; 8 son universidades: ICESI; UPB(B/manga); U. de la Sabana; Ibagué; UNAULA; U. de medellín ; U. de Nariño y el Centro de Estudios de Opinión de la Universidad de Antioquia; quienes desde la ley 130 de 1994; se ha dedicado a esta labor.

Entre esas 113 firmas encuestadoras, se muestran 3 fundaciones; dos Cámaras de Comercio( Cúcuta y Valledupar); 15 personas naturales, lo que suman veinte, más las 8 universidades; para que sean entonces 85 las demás en sus diferentes formas jurídicas dedicadas a tal labor.

Es fácil encontrar información en el WEB del CNE; para ampliar el tema, quienes deseen profundizar el conocimiento del tema desde las normas vigentes en Colombia en materia de encuestas y sondeos.

Sigue leyendo

ENCUESTAS Y SONDEOS POLÍTICOS Y ELECTORALES EN COLOMBIA

Lo que parece ser un asunto totalmente comprensible para la mayoría de las personas que conocen del asunto en concreto, la regulación en Colombia lo va oscureciendo en la medida que matiza los conceptos y va especificando las condiciones normativas. Hasta las originarias definiciones universalmente reconocidas pierden su vigor y entonces se permite sólo decir que eso es en Colombia; como reza el título. Y si el tema se presenta así para los entendidos del tema, no nos imaginamos como se sienten innumerables asesores en la materia de marketing electoral y político que no han trasegado por el campo de la estadística y las matemáticas por formación y por convicción.

Entremos a examinar las principales normas del tema (cuyos principales puntos irán en negrillas para seguir el hilo del tema); que se inician con el artículo 265 de la Constitución Política de Colombia; que vela por la ordenación de la materia electoral:

Artículo 265. El Consejo Nacional Electoral tendrá, de conformidad con la ley, las siguientes atribuciones especiales:

1. Ejercer la suprema inspección y vigilancia de la organización electoral…

5. Velar por el cumplimiento de las normas sobre partidos y movimientos políticos y de las disposiciones sobre publicidad y encuestas de opinión política; por los derechos de la oposición y de las minorías, y por el desarrollo de los procesos electorales en condiciones de plenas garantías…

De las encuestas de opinión política que se mencionan en el numeral 5; se pasa a la encuesta de opinión de carácter electoral en la ley 130 de 1994, que es el estatuto básico de los partidos   y movimientos políticos, se dictan normas sobre la financiación y la de las campañas electorales y de dictan otras disposiciones y se dice:

ARTÍCULO 30. DE LA PROPAGANDA Y DE LAS ENCUESTAS. Toda encuesta de opinión de carácter electoral al ser publicada o difundida, tendrá que serlo en su totalidad y deberá indicar expresamente la persona natural o jurídica que la realizó y la encomendó, la fuente de su financiación, el tipo y tamaño de la muestra, el tema o temas concretos a los que se refiere, las preguntas concretas que se formularon, los candidatos por quienes se indagó, el área y la fecha o período de tiempo en que se realizó y el margen de error calculado.

El día de las elecciones, los medios de comunicación no podrán divulgar proyecciones con fundamento en los datos recibidos, ni difundir resultados de encuestas sobre la forma como las personas decidieron su voto o con base en las declaraciones tomadas a los electores sobre la forma como piensan votar o han votado el día de las elecciones.

El Consejo Nacional Electoral ejercerá especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen profesionalmente esta actividad, cuando se trate exclusivamente de encuestas sobre partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, para que las preguntas al público no sean formuladas de tal forma que induzcan una respuesta determinada.

Así, se especifica la existencia de las encuestas electorales, su publicidad y la vigilancia sobre los encuestadores; lo que se amplía en la resolución 23 de 1996, por la cual se reglamenta la realización y divulgación de encuestas de opinión política y de carácter electoral, como reza su título y en su considerando dice: Que el Consejo Nacional Electoral debe velar por el estricto cumplimiento de las normas sobre sondeos y encuestas de opinión política y de carácter electoral. Que el Consejo Nacional Electoral debe ejercer especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen profesionalmente esta actividad, cuando se trate exclusivamente de encuestas sobre partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, para que las preguntas al público no sean formuladas de tal forma que induzcan una respuesta determinada, o que el resultado global de las mismas pretenda alterar artificialmente la realidad circundante.

Ya aquí hay tres elementos: sondeos, encuestas de opinión política y de carácter electoral; espectro que se amplía no más al entrar al: ARTÍCULO PRIMERO. LIBERTAD DE PUBLICACIÓN. La publicación de los resultados de encuestas y sondeos sobre preferencias políticas y de carácter preelectoral y electoral son libres, pero deberán someterse a los principios constitucionales, a las disposiciones legales vigentes y a las normas que dicte el Consejo Nacional Electoral sobre la materia.

Así, entonces hay encuestas y sondeos de preferencias políticas, de carácter prelectoral y electoral; es decir seis elementos. De estos se definen dos, los sondeos y encuestas de opinión política en el ARTÍCULO SEGUNDO. ENCUESTAS Y SONDEOS SOBRE OPINIÓN POLÍTICA. Son las que están dirigidas, en cualquier época a auscultar la opinión de los ciudadanos acerca de temas de carácter político relacionados con partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, con programas, acciones y orientaciones gubernamentales, regímenes y sistemas políticos, o con el grado de popularidad de personas que desempeñen funciones públicas o que fueron elegidos popularmente.

Y se definen los otros cuatro en el siguiente: ARTÍCULO TERCERO. ENCUESTAS Y SONDEOS SOBRE OPINIÓN ELECTORAL. Son los que están dirigidas, en época preelectoral o electoral a auscultar las tendencias del electorado sobre los candidatos para las elecciones de cuerpos colegiados, Presidente y Vicepresidente, Gobernadores y Alcaldes, y a obtener información que puede incidir directa o indirectamente en la opinión pública, al mostrar el grado de apoyo ciudadano a los candidatos o prever el resultado de la elección.

Siguen normas sobre  las condiciones y requisitos de la publicación de las encuestas y sondeos; la prohibición de difusión de ellas sin los requisitos; el contenido de la ficha técnica; la prohibición de difundir datos de encuestas y sondeos en el día de elecciones, los EXIT POLL; los requisitos para registrar las firmas  encuestadoras ; la creación de la COMISIÓN PARA CONCEPTO TÉCNICO Y VALORACIÓN DE ENCUESTAS DE CARÁCTER ELECTORAL Y LA COMISIÓN TÉCNICA Y DE VIGILANCIA; el envío a la comisión de la encuesta(formulario y preguntas) y las sanciones de la materia; pero como ya lo dijimos al principio, que solo veremos en esta ocasión el tema de conceptos y definiciones, continuamos, diciendo que y determina en el párrafo del artículo tercero que : las encuestas o sondeos de opinión, que se realicen en cualquier época, sobre simpatías políticas, grado de popularidad, o nivel de aceptación de personas que desempeñan funciones públicas o fueron elegidas popularmente o de hechos de transcendencia política, deberán acogerse a los dispuesto en esta resolución”; quedando así reglamentado casi  todo “LO POLÍTICO “. Importante elemento que tiene que ver con las participaciones ciudadanas y la gestión pública y en especial lo que se trata en las comunicaciones del marketing público ( o gubernamental, para otros).

Pasamos a la resolución 50 de 1997(abril3) que trata de la adicción de requisitos “ el estricto cumplimiento de las normas sobre sondeos y encuestas de opinión política y de carácter electoral;

Ya  en la ley 996 de 2005 ,se dice que: Artículo 28. De las encuestas electorales. Toda encuesta de opinión de carácter electoral al ser publicada o difundida por cualquier medio de comunicación, tendrá que serlo en su totalidad y deberá indicar expresamente la persona natural o jurídica que la realizó y la encomendó, la fuente de su financiación, el tipo y tamaño de la muestra, el tema o temas concretos a los que se refiere, las preguntas concretas que se formularon, los candidatos por quienes se indagó, el área y la fecha o período de tiempo en que se realizó y el margen de error calculado. Sólo podrán divulgarse encuestas representativas estadísticamente, en las cuales los entrevistados sean seleccionados probabilísticamente. Se prohíbe la realización o publicación de encuestas o sondeos la semana anterior a las elecciones a la Presidencia de la República en los medios de comunicación social nacional. También queda prohibida la divulgación en cualquier medio de comunicación de encuestas o sondeos, durante el mismo término, que difundan los medios de comunicación social internacionales.

El Consejo Nacional Electoral ejercerá especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen esta actividad cuando se trate de encuestas políticas, electorales o sondeos de opinión, para asegurar que las preguntas al público no sean formuladas de manera que induzcan una respuesta determinada y que las encuestas reúnan las condiciones técnicas señaladas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. Las empresas que contemplen dentro de su objeto la realización de encuestas políticas o electorales, deberán estar inscritas en el Registro Nacional de Encuestadores que para este efecto llevará el Consejo Nacional Electoral cuando estén destinadas a ser publicadas. En ningún caso se podrán realizar o publicar encuestas, sondeos o proyecciones electorales el día de los comicios.

Parágrafo 1°. Cuando un medio de comunicación realice sondeos de opinión o consultas abiertas para que los ciudadanos expresen opiniones sobre preferencias electorales por medio de Internet o de llamadas telefónicas, en las que no existe un diseño técnico de muestra ni es posible calcular un margen de error, el medio deberá informar claramente a sus receptores la naturaleza y alcance de la consulta y advertir que no se trata de una encuesta técnicamente diseñada.

Parágrafo 2°. La infracción a las disposiciones de este artículo será sancionada por el Consejo Nacional Electoral, con multa de quince (15) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes, según la gravedad de la falta, impuesta tanto al medio de comunicación como a quien encomendó o financió la realización de la encuesta. El monto de la multa se depositará en el Fondo Nacional de Financiación de Partidos y Campañas Electorales

Parágrafo 3°. Se entiende que una encuesta tiene carácter político cuando verse sobre asuntos relacionados con el Estado o con el poder político. Una encuesta o sondeo de opinión tiene carácter electoral cuando se refiere a preferencias electorales de los ciudadanos, intenciones de voto, opiniones sobre los candidatos, las organizaciones políticas o programas de gobierno. También, en época electoral, las que versen sobre cualquier otro tema o circunstancia que pueda tener incidencia sobre el desarrollo de la contienda electoral.

 Así las cosas, de los seis elementos que teníamos a partir de la ley 130/94 y la resolución 23 de 1996; pasamos a esta ley que como norma superior nos habla de encuestas políticas (Estado y poder político), electorales o sondeos de opinión( consulta abierta); que es de carácter electoral si trata de preferencias electorales, intenciones de voto,opiniones sobre candidatos, las organizaciones políticas( Estado y poder político?) o programas de gobierno; hasta ahí parece bien; pero se complica la situación, al añadir que “También, en época electoral, las que versen sobre cualquier otro tema o circunstancia que pueda tener incidencia sobre el desarrollo de la contienda electoral”, frase muy vaga.

Mas bien que mal, hasta ahí se tenia un poco claro el asunto; pero entrando en la manía de normatizar todo, tal vez, originaria en los ancestros “santanderistas”(no nos gusta ese calificativo, pero es muy popular y de buen consumo cultural), se expide la circular 004 de 2019( mayo 8); que es mejor transcribir sus contenidos para evitar malos entendidos y porque no aclara el tema, antes bien lo hace menos comprensible; tal vez muy apropiado para leguleyas pero no desde el punto de vista técnico de la investigación científica, la misma que dice practicar.

El primer párrafo repasa las normas que sostienen el tema que tratamos de encuestas y sondeos electorales y políticos e inicia el segundo así: “En ese orden y con el fin de atender el objetivo de esta circular se hacen las siguientes precisiones: ¿ Qué es una encuesta?. Es un producto técnico de base científica que consiste en aplicar un conjunto de técnicas y procedimientos mediante los cuales sobre la base de un cuestionario especifico, se obtienen datos e información respecto a la opinión de un grupo representativo de consultados y cuyos resultados pueden ser generalizados al conjunto de la población, estudio muy utilizado en los procesos electorales”. Como se puede leer es una tautología acerca de las técnicas y sorprendente el descubrimiento que las encuestas se usan mucho en los procesos electorales; además los resultados pueden ser generalizados a la población. Estas notas se amplían en el siguiente párrafo que dice: “ esta herramienta tiene por objeto información estadística definida. Es un producto técnico de base científica que le da a los procesos políticos y sociales un objetivo de medición del proceso electoral o de opinión  política. Se caracteriza por tener los siguientes aspectos. Tamaño de la muestra, margen de error, definición de población(área) y nivel de confianza estadístico(sic)”. De nuevo aparecen las tautologías y repeticiones de palabras que se asemeja a un discurso cantiflesco.

En el cuarto párrafo trata de: “ qué es un sondeo¿. Es un procedimiento que permite conocer las opiniones y actitudes de una colectividad por medio de un cuestionario que se aplica a un reducto(sic)grupo de sus integrantes al que se le denomina muestra. Los sondeos se caracterizan por no ser preparados ni planeados antes de su  realización, sin ninguna fundamentación técnica ni probabilistica. Lo identifica la forma no diseñada ni planeada en que se captura la información”. Al sondeo se le suman las actitudes; y el cuestionario se aplica a un reducto; palabra que oscurece mas el panorama; porque según la RAE:

reducto 1. m. Lugar o fortificación muy seguro y apropiado para la defensa: la población se instaló en reductos de emergencia. 2.Lugar de refugio: reducto para especies amenazadas. 3. Lugar donde se conservan ideas o costumbres pasadas: aquella aldea era un reducto de vida natural.

Y sus sinónimos son: fortaleza, fortificación, refugio, torre, garita. ‘Reducto’ aparece también en las siguientes entradas: blocao – búnker – posición.

 Eso de decir que los sondeos “no son preparados ni planeados“, no se sabe que se quiere decir; pues todo trabajo de campo requiere de ello. Y si se refiere a los reportajes; estos también son planeados o preparados. También se mencionan que existen muestras y están pueden ser probabilísticas o no.

De otra parte se agregan a las opiniones , las actitudes; como características de los sondeos; entonces veamos las definiciones en RAE:

Opinión: Del lat. opinio, -ōnis. 1. f. Juicio o valoración que se forma una persona respecto de algo o de alguien. 2. f. Fama o concepto en que se tiene a alguien o algo.

opinión pública 1. f. Sentir o estimación en que coincide la generalidad de las personas acerca de asuntos determinados. andar alguien en opiniones

Actitud: Del lat. *actitūdo. 1. f. Postura del cuerpo, especialmente cuando expresa un estado de ánimo. Las actitudes de un orador. La actitud agresiva del perro. 2. f. Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Actitud benévola, pacífica, amenazadora, de una persona, de un partido, de un Gobierno.

Y continua la circular: “ este procedimiento expedito de medición está dirigido a pequeñas muestras de la población que se juzgan representativas del conjunto a que pertenecen, el cual busca obtener información general acerca de un asunto , que podrá ser de opinion política y/o de carácter electoral. Los sondeos se caracterizan por:1) la carencia de fundamentación probalística y análisis científico. 2) La obtención de un panorama general en un tiempo corto. 3) La inmediatez de los resultados. 4)El carácter anónimo, ya que normalmente no se requiere información personal de la muestra, y 5) Para realizar un sondeo basta un número mínimo de preguntas sobre un tema específico.

Y la circular continua con otras definiciones sobre el desarrollo de las encuestas y sondeos y otras precisiones como ellos llaman. Nosotros cortamos aquí el tema y dejamos al lector la inquietud de profundizar en el tema; y dejamos una nota de extrañeza, por la poca reacción a esta circular y sus contenidos; sobre todo cuando entre las firmas encuestadoras registradas actualmente, hay 8, universidades de primera linea de Colombia; lo que comprueba como circula el conocimiento en el Consejo Nacional Electoral de Colombia y como fluyen los resultados electorales, con transparencia y claridad; como ellos mismos aseguran.

ENCUESTAS Y SONDEOS DE OPINIÓN

Para el éxito de la campaña electoral, las encuestas y sondeos de opinión, son imprescindibles.  Estas no sólo pueden avizorar cambios en las preferencias y comportamientos de los electores, sino que nos permite monitorear de manera permanente las acciones y tácticas electorales que se dan en el ambiente del debate.

El tratamiento adecuado de encuestas y sondeos electorales, no debe estar aislado, por fuera del sistema de información de mercadeo de la campaña, debe ser parte integral de el; que además de conocer los movimientos del electorado, ha de proporcionar a los responsables de la campaña la información necesaria para la correcta toma de decisiones en las diferentes áreas que se manejan, ya que las campañas son verdaderas empresas.

Para nosotros las encuestas y sondeos de opinión hacen parte fundamental del marketing electoral y por ello se considera en el marketing mix. Esta importante consideración la hemos tomado de Neyman Bruce, desde los años noventa: Esto quiere decir que todo tipo de preguntas sobre el uso, utilidad y manejo de las encuestas y sondeos, tiene importancia como un instrumento más de la campaña; como lo es el partido, el candidato, el programa y la comunicación en general: son herramientas útiles para el triunfo del candidato y para conseguir los objetivos trazados de la campaña. Es parte sustantiva del marketing electoral.

 Consideramos que las encuestas y sondeos electorales, deben estar sustentados en estudios de mayor envergadura sobre la situación política del país y de los elementos del entorno, que afectan el comportamiento electoral, ya que el marketing electoral se incluye en el marketing político, como una parte muy especial de este.  Así, de esta manera vemos que el trabajo de las encuestas y sondeos de opinión, es una investigación de mercadeo muy especializada, que utiliza técnicas muy determinadas dentro de su amplia gama y donde la experiencia es muy importante, como también el uso de las nuevas técnicas y tecnologías que hoy se hacen imperiosas en su uso Y sobre todo que los analistas tengan esa formación especializada que ha cambiado mucho debido al uso de las técnicas de data-marketing, redes y hoy del big-data y herramientas analíticas.

La práctica de las encuestas y sondeos de opinión electoral que tienen como objetivo las actividades de medición de los comportamientos del electorado, nos informan sobre el estado de ánimo de los votantes.

Los académicos norteamericanos que nos tienen acostumbrados a llamar las cuestiones más serias con términos coloquiales, denominan estas actividades de investigación del mercado electoral como “tomar el pulso”.

Las maneras de aproximación al conocimiento del estado de ánimo y preferencias de los electores frente a la campaña, son múltiples y variadas, sin embargo, en aras a la practicidad; debemos  referirnos en especial a las encuestas de opinión, las sesiones de grupos y a los sondeos, sin dejar de señalar, que en las organizaciones políticas estables, estas actividades hacen parte del sistema de información del marketing político.

Específicamente, en Colombia, existe una normativa sobre el uso de ellas, desde la ley 30 de 1994, en su articulo 30. Y ya son comunes en época pre-electoral y animan el proceso, a veces tanto, que en ciertas ciudades y comunidades se han prendido las alarmas, puesto que se hace un manejo tal de ellas que, muchas personas le atribuyen los resultados a la manipulación, dicen, por medio de las encuestas.

Los cuadros aquí insertados corresponden a una muestra del inventario que el Consejo Nacional Electoral, CNE, presenta hasta el mes de julio de 2019. En este año que se estima político por las elecciones de alcaldes, gobernadores y sus correspondientes corporaciones administrativas ya en el primer semestre se han catalogado 135 encuestas; suma que seguro crecerá con la cercanía de las elecciones de octubre: que como ilustración detallan datos interesantes para el análisis del electorado colombiano.

…Y CON ELLAS LAS ENCUESTAS ELECTORALES

animadores del poloEn tiempos de elecciones es común que vuelvan las encuestas electorales, que siempre han tenido por fin conocer las opiniones de los diferentes grupos sociales de una comunidad con respecto a los diferentes candidatos y especialmente para medir actitudes y preferencias de votantes potenciales. Sigue leyendo