DESIGUALDAD Y PODER COLECTIVO

Como recientemente habíamos abordado el tema del cooperativismo en alusión al importante papel que juega esta economía solidaria en la plenitud del liberalismo salvaje que se da en esta época del dominio de las grandes multinacionales y los fondos de inversión; frente a la pauperización de los grupos sociales excluidos de los llamados ultrarricos, de  manera indolente. Y en dicha nota(Ver aquí), destacamos el papel que juega la Cooperativa de profesores de la Universidad de Antioquia-Cooprudea,en el bienestar de sus afiliados;ejemplo paradigmático para las demás universidades de Colombia; no podíamos pasar por alto, los  escritos contenidos en la agenda 2017, elaborados por el profesor Héctor de los Ríos( nuestro profesor de metodología II de Sociología,1969) con el título de Desigualdad y poder colectivo; el cual acompañó con la obra de arte clásica del expresionismo de Honoré Daumier: El vagón de tercera(1862);cuyo color oscuro ilustra la penetración de la pobreza en los cuerpos desvalidos de quienes padecen la desigualdad y exclusión:

“No es ningún secreto que en la sociedad contemporánea se considera a todas las personas iguales, aunque de inmediato se aclare que la supuesta igualdad es solamente ante la ley. Una diferencia muy grande cuando la comparamos con la sociedad griega, en la cual la desigualdad ni siquiera era necesario fijarla en los códigos, pues, según decía su élite, era la propia naturaleza la que dictaba que la sociedad era desigual. Por eso un reconocido filósofo como Aristóteles expresaba sin ambigüedades: “la naturaleza consecuente consigo misma, ha dado cuerpos diferentes al esclavo que al hombre libre; ha dado aquel miembros robustos para los trabajos groseros, mientras que el hombre libre tiene el cuerpo recto y está constituido para la vida política, para las ocupaciones de la guerra y la paz (…) sea como quiera, es evidente que unos son naturalmente libres y otros naturalmente esclavos y que, por lo tanto, exigen que el esclavo obedezca la autoridad y la justicia”.

Ahora bien, tanto Aristóteles como los grupos dominantes de Grecia no desconocían las consecuencias negativas que generan la aplicación de este concepto en la sociedad, razón por la cual nunca negaron que en la sociedad una parte de ella debe ser tratada en forma igualitaria. De ahí que aceptaron que coexistiera en la misma sociedad no solo la desigualdad, sino también la igualdad. De esta manera, lograron que una elite que se consideraba igual dominara sobre el resto de estamentos, lo cual tenÍa plena justificación cuando se trataba de las personas situadas en la base de la pirámide que eran los esclavos.

Así entonces, a pesar de que la desigualdad era dominante, la igualdad se mantuvo como elemento legitimador de la primera, pues esta última fue producto de un pensamiento arraigado en las comunidades antiguas que predicaban realizar sus actividades teniendo en cuenta a los otros miembros de la comunidad, lo cual significó que en sus trabajos y demás actividades se regían por la colaboración y trato mutuo. Por eso, el comienzo de las relaciones en el seno de la humanidad se desarrolló en medio de una cultura colectiva, la cual dominó durante mucho tiempo en el seno de las comunidades, de ahí que para que la desigualdad domine en las sociedades, antes se tuvo que dar un proceso en donde las colectividades liberaron a las personas dando lugar a un largo proceso de individualización.

Pero se podría preguntar ¿en qué momento se dio la individualización?  No hay duda de que esto sólo es comprensible en un contexto en donde una parte social discriminó a otros. La frase de Marx: “Un negro es un negro pero en determinadas circunstancias se convierte en esclavo” Esta cita ilustra muy bien que la desigualdad es producto de circunstancias sociales, en donde determinados grupos se impusieron sobre otros. Es algo que ya antes había intuido Rousseau, principalmente en su libro Discurso sobre el origen y los fundamentos de la desigualdad entre los hombres, donde dice: “Un individuo al que tras haber cercado un terreno se le ocurrió decir “esto es mío” y encontró a gentes lo bastante simples como para hacerle caso, fue el verdadero fundador de la sociedad civil”. como se ve, el sentido de los dos textos es el mismo: interpretan la desigualdad como resultado del surgimiento de poderes que interrumpieron en las comunidades de vida colectiva.

Por eso, la desigualdad es producto del surgimiento de intereses que luego se impusieron por actos de poder, los cuales, durante siglos, se fueron socializando creando un sistema de creencias y valores, cuya función fue enfatizar que en la sociedad los seres humanos son desiguales debido a su raza, nacimiento geográfico, etc.

Pero viene la otra pregunta ¿en qué momento se cambió el pensamiento de aceptación de la desigualdad por la igualdad ante la ley? ¿A qué hora sucedió este cambio tan radical? Por lo pronto puede ser ilustrativo el caso de nuestro país. La historia nos dice que, en el amanecer de la nacionalidad colombiana, un ciudadano colombiano, al igual que uno de los participantes en la Revolución Francesa de 1789, se despertó de pronto con que los precursores de estos cambios predicaban incesantemente la igualdad. esto sucedió no sólo como un postulado ideológico, sino también como una realidad institucional, de lo cual se encargaron los organismos legislativos que aparecieron con la Independencia. Por eso, no sólo aparecían en las constituciones de América Latina, sino que los códigos se abultaban con artículos que hablaban del deber de evaluar todas las actividades a partir del concepto de igualdad.

En el caso particular de Colombia, con la Independencia se aceptó,  en sus códigos y en su ideología, el concepto de igualdad ante la ley y, en consecuencia, comenzó un proceso en donde se negaba los privilegios de sangre y se aceptaba dar un trato igual al que comenzaron a llamar “ ciudadano”, copia de la Revolución Francesa que figuraba en su declaración de los derechos del hombre y del ciudadano que en nuestro país lo encontramos tempranamente aún en la  elocuente Constitución de Cundinamarca de 1811, que todavía bajo la influencia española ( reconocía a Fernando VII)  en el titulado XII  se leía un reconocimiento explícito a la igualdad cuando expresa: “ la igualdad consiste en que siendo la ley una misma para todos, todos son iguales delante de la ley”,  fórmula que se prestó para deslindar los campos entre la Colonia y la República, pensamiento que repetirán todas las constituciones incluyendo la de 1991.

De modo que el nacimiento de la ideología de la igualdad ante la ley nos ha llevado a aceptar que todos somos garantes de derechos que nos llevan a la igualdad. Sin embargo, subrepticiamente se encuentra un subfondo que determina en qué nivel de la estructura social se coloca cada persona, Escala que a su vez determina el dominio de unos sobre otros.  Se trata del poder que adquieren por diferentes medios grupos de personas y que anteceden a las leyes. Así, por ejemplo en Colombia, el privilegio que desde la Independencia les ha dado las leyes a las élites dominantes tuvo su origen en el poder que los descendientes de los españoles adquirieron durante la evolución de la Colonia.

Por todo lo anterior, los sistemas solidarios tienen como única salida la opción de construir un poder que solo lo brinda la fuerza colectiva como lo fue antes en las comunidades antiguas. Es un proyecto cuyo fin es regresar a la consideración de que el ser humano es un producto del trabajo y colaboración en comunidades que en el pasado les permitió enfrentar a la naturaleza y al mismo tiempo transformarse ellas mismas.

Se trata de apoyarse en una fuerza que supera la cultura del egoísmo, pero sobre todo la idea de sobrevivir enfrentando al otro. En esta meta por desgracia, la humanidad ha entrado en olvidos; se ha olvidado del poder que genera el trabajo colectivo, se ha olvidado también de que la unión dentro de colectivos genera una solidaridad que supera al individualismo, y se ha olvidado igualmente de que la lucha y el trabajo en común sólo pueden ser superados apoyándose en organizaciones que como el cooperativismo y demás sistemas solidarios, hoy por hoy, son las únicas formas de salir adelante en un régimen de competencia como la que presenta el capitalismo”

 

Anuncios

DEL RIESGO DE QUEDARSE EN LA TIERRA DE LA SABROSURA

Reconócelo. Eres de los que cuando le hablan de Colombia piensa en la serie de Narcos, pone su cara más gánster y dice aquello de “plata o plomo”. La broma empieza a estar pasada de moda. Te voy a contar lo que realmente aprendí de Colombia para cambiar esa percepción de la tierra de la sabrosura... ” y  así continúa la positiva historia contada en una de las plataformas tecnológicas que se dedican a promocionar y ofrecer oportunidades de viajes: en este caso se trata de Colombia. Después de tantos años escuchando sólo calificativos difamatorios y adjetivos soeces de manera extendidos a toda la población; poder encontrar en las publicaciones de viajes y de turismo, el destino Colombia, como uno de tantos a elegir; en verdad produce en el cuerpo un “fresquito agradable”.

Porque en verdad, Colombia,teniendo tantas cosas hermosas y únicas en su flora,en su fauna, en sus cordilleras, en sus ríos, en sus lagunas, en sus minas; en sus pueblos, en sus ciudades, no podía exhibir invitación alguna debido al conflicto armado de vieja data y a los conexos en su historia como el paramilitarismo, el narcotráfico y la narcoguerrilla: y que como reza el lema de la campaña de la plataforma de viajes :”Colombia tienes tantas cosas por conocer que no querrás ni dormir. ¿Quién dijo sueño habiendo café?”

Desde hace más de una década, se ha promocionado la marca-país Colombia, tierra de gente amable, variada gastronomía e innumerables actividades de playa y sol, de vida nocturna, de bailes y festividades y de paisajes exóticos, en proyección a la ansiada paz ; teniendo como destinatario tanto al turista interno, como al extranjero, con resultados muy importantes.

 

TIEMPOS DE PAZ EN COLOMBIA

En el  libro Tiempos de paz.Acuerdos en Colombia 1902-1994, se sintetizan los acuerdos de paz, y agregando el más reciente, del Gobierno de Santos de 2016, que late aún con sensación de parálisis total, se pueden apreciar los pocos años de reposo, sosiego  y paz que ha disfrutado la sociedad colombiana. Añadimos, además unos vínculos sobre los cuales se puede extender la compresión de cada hecho histórico de los acuerdos, con lo cual nos referirnos a la violencia, que parece enquistada en la población colombiana y   cebada en  los sectores más vulnerables: el campesinado, y las poblaciones alejadas de las ciudades capitales. La violencia en cada cierto período recibe de las autoridades gubernamentales una denominación usualmente técnica en términos de seguridad; que presenta al actuante gobernante como el exterminador de la anterior etapa y  el heredero de una nueva, siempre desconocida y así se han pasado los períodos de los gobernantes; que ambientan la demostración que los grupos van surgiendo en condiciones de seguridad diversas y según sus intereses.
Sumando acuerdos y años, es verdad el poco el tiempo de paz en Colombia; tanto en el siglo XIX, cuando se independizo de España; como en el Siglo XX, donde se pudo tener un alivio en la segunda década y desde ahí a hoy toda la vida ha corrido bajo la violencia, el miedo, la inseguridad y la desprotección  del ciudadano.

 

¿QUÉ ES EL COMÚN?…

Una de las palabras que ya giran en el entorno de la política y que fue puesta  en circulación por los llamados nuevos partidos de izquierda, tanto de España, como de Colombia y Venezuela, han sido las de: El Común. Y para comprender su contenido ¿ Que mejor que recurrir a su origen?. Pues de un libro de dos siglos de antigüedad, extraemos los siguiente:

¿Qué cosa es un Común ? Preguntaba un administrador ilustrado[ El señor Conde de Brigode, Par de Francia,en discurso pronunciado el 21 de diciembre de 1815] es una asociación de hombres, que encerrada en un territorio limitado, sufraga los gastos que que exigen las localidades; los impuestos que pagan con ese objeto pertenecen a esa asociación y forman  su propiedad indisputable. El régimen municipal es esa extensión  del gobierno de la familia, tan necesaria a la sociedad, como a la sociedad, a los hombres, esa administración común de intereses semejantes, ha existido en todos los tiempos y entre los pueblos; y si alguna cosa debe causar admiración, es el que pueda dejar de existir en alguna parte, y se ponga en cuestión sus ventajas. ¿ Como podría la propiedad particular hallarse garantizada si la propiedad colectiva no lo estuviese, si las sociedades consideradas como individuos fuesen menos respetadas que estos.” 

Tomado de: LABORDE, Alejandro. Del espíritu de asociación aplicado a cuanto pueda interesar al pro-común de una nación y al fomento de la riqueza publica y privada ( traducción del Marqués de Sanfelices) Imprenta de Aparicio, Valladolid, 1834, pág. 38 .

CELOS O PROTECCIONISMO FUNCIONARIAL?.

Biblioteca-Belén.. Med. dic.2016

Si algo extraño se puede observar en los comportamientos de los empleados públicos o funcionarios son sus excesos de celos en el cumplimiento de las normas, lo que se puede interpretar como rectitud en su desempeño; pero las mas de las veces, en ello  se puede  ver  la exhibición desnuda de su área de poder, bajo la cual nadie tiene más jurisdicción que su voluntad. Se encierran en su zona de confort, y vaya fatalidad para quién intente moverlos o someramente incomodarlos, ya sea con una pregunta o con una petición.Lo  peor es que los procesos a veces les ayuda a esa inmovilidad. Hay también actitudes de movimiento que ellos mismos inventan para crear una atmósfera de eficiencia y de eficacia que raya las fronteras de la irracionalidad y del simple sentido común, por querer sobreproteger y algunas veces simular o hasta tratar de esconder o tapar errores de gestión(pedir permiso y tramitar un documento para tomar una foto a la biblioteca España; por ejemplo); que es el caso este último de la noticia que  se destaca en la prensa local de Medellin, la ciudad que se dice de la Innovación y otros títulos.

Biblioteca España-Medellín.2017-foto de diario local

 

El prohibir tomar fotos a fachadas de edificios públicos, es un caso típico de esas actitudes extrañas del funcionariado. Y no es una suposición; es un caso real   de cómo la misma empleada  líder del Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, justificó la restricción en la protección para menores de edad y los derechos a la privacidad.

Es importante que (quien desea hacer la foto) cuente con los permisos respectivos, si es niño, de los padres, y si no, que los usuarios estén de acuerdo, pues la imagen podría ser divulgada en redes sociales”,  y ” agregó que cuando la foto que el turista busca hacer en el exterior, a la infraestructura del parque biblioteca, “es importante saber cuáles son los fines, que no sea comercial, porque todo lo nuestro está libre de esto y el único propósito es educativo”. La funcionaria indicó que en el formato que las personas diligencian se establece que para las directivas de los parques biblioteca prima el derecho a la privacidad y la seguridad del usuario. Y de manera tozuda, amplía ese criterio tan particular que sobrepasa su esfera ocupacional: “Nos pasaba mucho que los turistas llegaban a tomarse fotos porque les interesaba el auge de la transformación de la ciudad y las subían a redes sociales, con menores y personas que no autorizaban aparecer en ellas. Entonces había molestia de algunos”, dijo. 

Queda a uno como ciudadano esperar que llegue a ella o  a su superior una inspiración que lleve a anular ese tramite insulso o que en un respiro  profundo retorne el sentido común al cerebro; para evitar molestias a los ciudadanos y puedan disfrutar de los espacios públicos.

Biblioteca -Belén.Med.2016

MÁS DE 387 PANELISTAS EN EL CONGRESO CLAD-2017

Con el lema de Hacia una administración basada en el desarrollo sostenible, en los  días del 14 al 17 del mes de noviembre  de este año, se llevará a cabo en las instalaciones del Instituto Nacional de Administración -INAP- de España en Madrid, otro congreso más del CLAD; con brillantes exposiciones y seguro como siempre, nutrida asistencia e interesantes temas.

Es el congreso No. 22 y el tercero en España (2017-2004-1989) para igualar en número a  la República Dominicana(2010-2007-20009). Siguen con dos eventos: Chile (2016-2005);Brasil(2009-1996);Argentina(2008-2011). Y con un solo evento:Perú(2015);Ecuador(2014);Uruguay(2013); Colombia(2012);Paraguay(2011);Guatemala(2006);Panamá(2003);Portugal(2002); México(1999) y Venezuela(1997).De los 21 miembros del CLAD, faltan por realizar el evento: Nicaragua, Honduras, El salvador, Cuba y Bolivia.

Son 22 años que pesan favorablemente en los eventos de esta naturaleza y para el CLAD que puede mostrar esta continuidad y cohesión en sus propósitos. El ejercicio preparatorio de los panelistas es respaldado por la ejecución del congreso y los resultados positivos de los debates presenciales y mutuas entrevistas  de autores y ejecutivos y protagonistas de la gestión pública en Iberoamérica.

Para este año se tienen previsto desarrollar 148 paneles y presentaciones institucionales que se clasifican en ocho temas:

  1. Profesionalización, ética, integridad y sensibilidad social como pilares de la función pública del siglo XXI
    2. Evaluación, gestión de calidad e innovación como herramientas para la efectividad de las instituciones públicas
    3. Gestión local y descentralización desde la perspectiva del desarrollo sostenible de ciudades
    4. Administración pública inclusiva con enfoque de género y de juventud como base del desarrollo humano
    5. Derecho público, Derechos fundamentales y garantías jurídicas como elementos esenciales del Derecho a la buena administración
    6. Diseño y gestión de políticas públicas en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible
    7. Gobierno abierto desde la perspectiva de la transparencia, la tecnología, la participación ciudadana, la colaboración y las redes sociales en la gestión pública
    8. Tendencias generales de Reforma y Modernización de la Administración Pública

Además de tres conferencias:

-Estados abiertos, transparentes e inclusivos: una nueva gobernanza para enfrentar los desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible  de Alicia Bárcena: Secretaria Ejecutiva, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

-Claridad y unidad del lenguaje administrativo: perspectiva panhispánica de Santiago Muñoz Machado, Profesor de Derecho Administrativo y Académico de número de la Real Academia Española.

-Populism and Democracy  de Chantal Mouffe, Professor of Political Theory. Department of Politics and International Relations. University of Westminster. Reino Unido.

Temas de mucha actualidad y presentes en los debates del momento, sobretodo el último del cual hasta  el Papa Francisco  se ha ocupado bastante de él. El segundo tema, encuentra un buena puerta en San Millán, en pasada reunión y el primer tema, que es la agenda importante para desarrollar en los años venideros en los países miembros del CLAD, hasta el 2030.

El núcleo del Congreso está  en la presencia de alrededor de 387 panelistas de los 21 países del Clad y de otros organismos y que se resumen  como lo muestra el cuadro; destacándose la presencia de los españoles en esta ocasión, como debe de ser dada su condición de país anfitrión.

Entre la cantidad de paneles vale destacar:

Las funciones y los roles de los directivos públicos en Puerto Rico, Colombia, Costa Rica y España; donde seguro se liquidará esa cuenta pendiente con el ensayo Los roles del directivo: folclore y realidad, Henry Mintzberg (1975, 1990) fuera del cual no parece que hubiera salvación para muchos y  poder entrar a analizar posiciones más recientes y frescas sobre el tema;  en el cual en el fondo priman las contingencias sobre el estilo del ejecutivo.

Fortalecimiento y consolidación de capacidades nacionales: la cultura y las prácticas del monitoreo y la evaluación en América Latina y el Caribe; con el cual se podría llegar a conclusiones importantes como la que en América Latina, existen más y probadas herramientas para el caso, debido a que desde hace años ha sido el laboratorio de las organismos internacionales de nuevas aplicaciones y ejercicios para medir la efectividad de las políticas públicas; aún cuando estas  no se enseñaban tan profusamente como se hace hoy.
Estrategias de innovación, TIC y pensamiento de diseño para la mejora de la gestión pública; donde la ESAP de Colombia, podrá  presentar experiencias  reales y positivas; pues es la innovación constante la que ha permitido sobrevivir a los Estados en ese ambiente de inestabilidad política y gubernamental, que se vive en América Latina.
Gobernanza territorial y construcción de paz, de otro grupo de la ESAP, que por tema trata de lo que se vive actualmente en el país: la paz; que se convierte en un desafío como dicen ellos ” la gestión de lo público debe tener un enfoque territorial que permita instaurar una visión sobre lo local que cohesiona los diferentes proyectos territoriales en una relación trialéctica. Así, debe buscar inclusión social, igualdad y justicia socio-espacial, por medio de la integración local y regional, dando paso a reconfiguraciones territoriales que permitan nuevos modelos de ordenamiento territorial, donde se haga(sic) fundamental la participación de las comunidades para el desarrollo de sus proyectos históricos de vida y de desarrollo. En este sentido, se expondrá desde la experiencia de la administración pública colombiana, la relación entre la gobernanza y gobernabilidad territorial y los intentos por la democratización de las acciones estatales ligados al desarrollo sustentable y la paz”; es la versión  de personas que han vivido el fenómeno y que lo han estudiado en el terreno, durante el tiempo y las circunstancias del ambiente y no como lo hacen algunos expositores foráneos, que viajan allí posando de expertos y simulando experiencia del tratamiento de la paz. Y de igual envergadura por tratarse del tema de la paz, es el panel también de la ESAP, sobre Los enclaves de pobreza: en la otra orilla del derecho fundamental a una buena función pública. Altos de Cazuca, Colombia: estudio de caso para “analizar cómo la función pública debe adecuar sus procesos y procedimientos a las necesidades propias de determinadas regiones como lo son los enclaves de pobreza que se presentan en América Latina”.

El derecho a la buena administración y su incidencia en distintos aspectos de la actividad administrativa en el contexto de la Unión Europea: ”La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en su art. 41, está consagrada a regular el derecho que asiste a cualquier ciudadano a disfrutar de una buena administración. En este sentido, el art. 6 del vigente Tratado de Lisboa, determina que la mencionada Carta tiene el mismo valor jurídico que los Tratados. Este derecho presenta sus lógicas incidencias sobre diferentes aspectos que afectan a la actividad administrativa, tanto en el ámbito nacional como en el europeo. Así, se estudiarán algunas de las aludidas incidencias, comenzando por determinados aspectos puntuales: el concepto de better regulation como eje vertebrador del derecho a una buena administración; el derecho fundamental de asilo como elemento esencial del derecho fundamental a una buena administración; la buena administración en el contexto del procedimiento de contratación en los sectores del agua, la energía, los transportes y los servicios postales; y, concluyendo, con una referencia al derecho a una buena administración en el ámbito del Código Europeo de Buena Conducta Administrativa, el cual se ha convertido en un instrumento fundamental para la aplicación práctica del reiterado principio de buena administración”. Tema que despierta interés en la medida que hasta la corrupción y las prácticas indebidas de gestión se han internacionalizado incluso usando como articuladores a empresas públicas (Canal Isabel II ) en el caso Lezo.

Ética y buena administración: con el repaso debido a la Carta Europea de los Derechos Fundamentales de la persona de 2000 y a la Carta Iberoamericana de los derechos y deberes de los ciudadanos frente a la Administración pública de 2013; frente a la actuaciones que se dan en el ejercicio de la gestión pública; reconociendo que las Cartas Iberoamericanas han jugado un papel orientador en la gestión pública de Iberoamérica muy importante y que pudiera ser superados los niveles, si los orgullos de los actores fueran menores.

– Y por último señalamos el panel: Avances y desafíos: la experiencia colombiana en la reforma institucional y del ordenamiento jurídico para posibilitar la participación política de los actores del conflicto armado en el posconflicto que se “propone mostrar la experiencia colombiana del proceso de negociación que logró como resultado el acuerdo final alcanzado para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, acuerdo que fue firmado el 24 de noviembre de 2016 entre el Gobierno nacional con el grupo insurgente Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado interno, en lo que respecta al punto dos, participación política: apertura democrática para construir la paz. El cual se abordará desde tres perspectivas, así: los mecanismos de participación política acordados en La Habana, el fallado referendo convocado por el gobierno para refrendar el acuerdo, y la reforma institucional y del ordenamiento jurídico conocida como fast track para blindar en el marco de una democracia efectiva la participación política de los desmovilizados y asegurar el derecho de los ciudadanos a gozar de la buena administración pública”.

Con estos comentarios, sólo resta desear Éxitos!!!