ENCUESTAS Y SONDEOS POLÍTICOS Y ELECTORALES EN COLOMBIA

Lo que parece ser un asunto totalmente comprensible para la mayoría de las personas que conocen del asunto en concreto, la regulación en Colombia lo va oscureciendo en la medida que matiza los conceptos y va especificando las condiciones normativas. Hasta las originarias definiciones universalmente reconocidas pierden su vigor y entonces se permite sólo decir que eso es en Colombia; como reza el título. Y si el tema se presenta así para los entendidos del tema, no nos imaginamos como se sienten innumerables asesores en la materia de marketing electoral y político que no han trasegado por el campo de la estadística y las matemáticas por formación y por convicción.

Entremos a examinar las principales normas del tema (cuyos principales puntos irán en negrillas para seguir el hilo del tema); que se inician con el artículo 265 de la Constitución Política de Colombia; que vela por la ordenación de la materia electoral:

Artículo 265. El Consejo Nacional Electoral tendrá, de conformidad con la ley, las siguientes atribuciones especiales:

1. Ejercer la suprema inspección y vigilancia de la organización electoral…

5. Velar por el cumplimiento de las normas sobre partidos y movimientos políticos y de las disposiciones sobre publicidad y encuestas de opinión política; por los derechos de la oposición y de las minorías, y por el desarrollo de los procesos electorales en condiciones de plenas garantías…

De las encuestas de opinión política que se mencionan en el numeral 5; se pasa a la encuesta de opinión de carácter electoral en la ley 130 de 1994, que es el estatuto básico de los partidos   y movimientos políticos, se dictan normas sobre la financiación y la de las campañas electorales y de dictan otras disposiciones y se dice:

ARTÍCULO 30. DE LA PROPAGANDA Y DE LAS ENCUESTAS. Toda encuesta de opinión de carácter electoral al ser publicada o difundida, tendrá que serlo en su totalidad y deberá indicar expresamente la persona natural o jurídica que la realizó y la encomendó, la fuente de su financiación, el tipo y tamaño de la muestra, el tema o temas concretos a los que se refiere, las preguntas concretas que se formularon, los candidatos por quienes se indagó, el área y la fecha o período de tiempo en que se realizó y el margen de error calculado.

El día de las elecciones, los medios de comunicación no podrán divulgar proyecciones con fundamento en los datos recibidos, ni difundir resultados de encuestas sobre la forma como las personas decidieron su voto o con base en las declaraciones tomadas a los electores sobre la forma como piensan votar o han votado el día de las elecciones.

El Consejo Nacional Electoral ejercerá especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen profesionalmente esta actividad, cuando se trate exclusivamente de encuestas sobre partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, para que las preguntas al público no sean formuladas de tal forma que induzcan una respuesta determinada.

Así, se especifica la existencia de las encuestas electorales, su publicidad y la vigilancia sobre los encuestadores; lo que se amplía en la resolución 23 de 1996, por la cual se reglamenta la realización y divulgación de encuestas de opinión política y de carácter electoral, como reza su título y en su considerando dice: Que el Consejo Nacional Electoral debe velar por el estricto cumplimiento de las normas sobre sondeos y encuestas de opinión política y de carácter electoral. Que el Consejo Nacional Electoral debe ejercer especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen profesionalmente esta actividad, cuando se trate exclusivamente de encuestas sobre partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, para que las preguntas al público no sean formuladas de tal forma que induzcan una respuesta determinada, o que el resultado global de las mismas pretenda alterar artificialmente la realidad circundante.

Ya aquí hay tres elementos: sondeos, encuestas de opinión política y de carácter electoral; espectro que se amplía no más al entrar al: ARTÍCULO PRIMERO. LIBERTAD DE PUBLICACIÓN. La publicación de los resultados de encuestas y sondeos sobre preferencias políticas y de carácter preelectoral y electoral son libres, pero deberán someterse a los principios constitucionales, a las disposiciones legales vigentes y a las normas que dicte el Consejo Nacional Electoral sobre la materia.

Así, entonces hay encuestas y sondeos de preferencias políticas, de carácter prelectoral y electoral; es decir seis elementos. De estos se definen dos, los sondeos y encuestas de opinión política en el ARTÍCULO SEGUNDO. ENCUESTAS Y SONDEOS SOBRE OPINIÓN POLÍTICA. Son las que están dirigidas, en cualquier época a auscultar la opinión de los ciudadanos acerca de temas de carácter político relacionados con partidos, movimientos, candidatos o grado de apoyo a los mismos, con programas, acciones y orientaciones gubernamentales, regímenes y sistemas políticos, o con el grado de popularidad de personas que desempeñen funciones públicas o que fueron elegidos popularmente.

Y se definen los otros cuatro en el siguiente: ARTÍCULO TERCERO. ENCUESTAS Y SONDEOS SOBRE OPINIÓN ELECTORAL. Son los que están dirigidas, en época preelectoral o electoral a auscultar las tendencias del electorado sobre los candidatos para las elecciones de cuerpos colegiados, Presidente y Vicepresidente, Gobernadores y Alcaldes, y a obtener información que puede incidir directa o indirectamente en la opinión pública, al mostrar el grado de apoyo ciudadano a los candidatos o prever el resultado de la elección.

Siguen normas sobre  las condiciones y requisitos de la publicación de las encuestas y sondeos; la prohibición de difusión de ellas sin los requisitos; el contenido de la ficha técnica; la prohibición de difundir datos de encuestas y sondeos en el día de elecciones, los EXIT POLL; los requisitos para registrar las firmas  encuestadoras ; la creación de la COMISIÓN PARA CONCEPTO TÉCNICO Y VALORACIÓN DE ENCUESTAS DE CARÁCTER ELECTORAL Y LA COMISIÓN TÉCNICA Y DE VIGILANCIA; el envío a la comisión de la encuesta(formulario y preguntas) y las sanciones de la materia; pero como ya lo dijimos al principio, que solo veremos en esta ocasión el tema de conceptos y definiciones, continuamos, diciendo que y determina en el párrafo del artículo tercero que : las encuestas o sondeos de opinión, que se realicen en cualquier época, sobre simpatías políticas, grado de popularidad, o nivel de aceptación de personas que desempeñan funciones públicas o fueron elegidas popularmente o de hechos de transcendencia política, deberán acogerse a los dispuesto en esta resolución”; quedando así reglamentado casi  todo “LO POLÍTICO “. Importante elemento que tiene que ver con las participaciones ciudadanas y la gestión pública y en especial lo que se trata en las comunicaciones del marketing público ( o gubernamental, para otros).

Pasamos a la resolución 50 de 1997(abril3) que trata de la adicción de requisitos “ el estricto cumplimiento de las normas sobre sondeos y encuestas de opinión política y de carácter electoral;

Ya  en la ley 996 de 2005 ,se dice que: Artículo 28. De las encuestas electorales. Toda encuesta de opinión de carácter electoral al ser publicada o difundida por cualquier medio de comunicación, tendrá que serlo en su totalidad y deberá indicar expresamente la persona natural o jurídica que la realizó y la encomendó, la fuente de su financiación, el tipo y tamaño de la muestra, el tema o temas concretos a los que se refiere, las preguntas concretas que se formularon, los candidatos por quienes se indagó, el área y la fecha o período de tiempo en que se realizó y el margen de error calculado. Sólo podrán divulgarse encuestas representativas estadísticamente, en las cuales los entrevistados sean seleccionados probabilísticamente. Se prohíbe la realización o publicación de encuestas o sondeos la semana anterior a las elecciones a la Presidencia de la República en los medios de comunicación social nacional. También queda prohibida la divulgación en cualquier medio de comunicación de encuestas o sondeos, durante el mismo término, que difundan los medios de comunicación social internacionales.

El Consejo Nacional Electoral ejercerá especial vigilancia sobre las entidades o personas que realicen esta actividad cuando se trate de encuestas políticas, electorales o sondeos de opinión, para asegurar que las preguntas al público no sean formuladas de manera que induzcan una respuesta determinada y que las encuestas reúnan las condiciones técnicas señaladas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. Las empresas que contemplen dentro de su objeto la realización de encuestas políticas o electorales, deberán estar inscritas en el Registro Nacional de Encuestadores que para este efecto llevará el Consejo Nacional Electoral cuando estén destinadas a ser publicadas. En ningún caso se podrán realizar o publicar encuestas, sondeos o proyecciones electorales el día de los comicios.

Parágrafo 1°. Cuando un medio de comunicación realice sondeos de opinión o consultas abiertas para que los ciudadanos expresen opiniones sobre preferencias electorales por medio de Internet o de llamadas telefónicas, en las que no existe un diseño técnico de muestra ni es posible calcular un margen de error, el medio deberá informar claramente a sus receptores la naturaleza y alcance de la consulta y advertir que no se trata de una encuesta técnicamente diseñada.

Parágrafo 2°. La infracción a las disposiciones de este artículo será sancionada por el Consejo Nacional Electoral, con multa de quince (15) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes, según la gravedad de la falta, impuesta tanto al medio de comunicación como a quien encomendó o financió la realización de la encuesta. El monto de la multa se depositará en el Fondo Nacional de Financiación de Partidos y Campañas Electorales

Parágrafo 3°. Se entiende que una encuesta tiene carácter político cuando verse sobre asuntos relacionados con el Estado o con el poder político. Una encuesta o sondeo de opinión tiene carácter electoral cuando se refiere a preferencias electorales de los ciudadanos, intenciones de voto, opiniones sobre los candidatos, las organizaciones políticas o programas de gobierno. También, en época electoral, las que versen sobre cualquier otro tema o circunstancia que pueda tener incidencia sobre el desarrollo de la contienda electoral.

 Así las cosas, de los seis elementos que teníamos a partir de la ley 130/94 y la resolución 23 de 1996; pasamos a esta ley que como norma superior nos habla de encuestas políticas (Estado y poder político), electorales o sondeos de opinión( consulta abierta); que es de carácter electoral si trata de preferencias electorales, intenciones de voto,opiniones sobre candidatos, las organizaciones políticas( Estado y poder político?) o programas de gobierno; hasta ahí parece bien; pero se complica la situación, al añadir que “También, en época electoral, las que versen sobre cualquier otro tema o circunstancia que pueda tener incidencia sobre el desarrollo de la contienda electoral”, frase muy vaga.

Mas bien que mal, hasta ahí se tenia un poco claro el asunto; pero entrando en la manía de normatizar todo, tal vez, originaria en los ancestros “santanderistas”(no nos gusta ese calificativo, pero es muy popular y de buen consumo cultural), se expide la circular 004 de 2019( mayo 8); que es mejor transcribir sus contenidos para evitar malos entendidos y porque no aclara el tema, antes bien lo hace menos comprensible; tal vez muy apropiado para leguleyas pero no desde el punto de vista técnico de la investigación científica, la misma que dice practicar.

El primer párrafo repasa las normas que sostienen el tema que tratamos de encuestas y sondeos electorales y políticos e inicia el segundo así: “En ese orden y con el fin de atender el objetivo de esta circular se hacen las siguientes precisiones: ¿ Qué es una encuesta?. Es un producto técnico de base científica que consiste en aplicar un conjunto de técnicas y procedimientos mediante los cuales sobre la base de un cuestionario especifico, se obtienen datos e información respecto a la opinión de un grupo representativo de consultados y cuyos resultados pueden ser generalizados al conjunto de la población, estudio muy utilizado en los procesos electorales”. Como se puede leer es una tautología acerca de las técnicas y sorprendente el descubrimiento que las encuestas se usan mucho en los procesos electorales; además los resultados pueden ser generalizados a la población. Estas notas se amplían en el siguiente párrafo que dice: “ esta herramienta tiene por objeto información estadística definida. Es un producto técnico de base científica que le da a los procesos políticos y sociales un objetivo de medición del proceso electoral o de opinión  política. Se caracteriza por tener los siguientes aspectos. Tamaño de la muestra, margen de error, definición de población(área) y nivel de confianza estadístico(sic)”. De nuevo aparecen las tautologías y repeticiones de palabras que se asemeja a un discurso cantiflesco.

En el cuarto párrafo trata de: “ qué es un sondeo¿. Es un procedimiento que permite conocer las opiniones y actitudes de una colectividad por medio de un cuestionario que se aplica a un reducto(sic)grupo de sus integrantes al que se le denomina muestra. Los sondeos se caracterizan por no ser preparados ni planeados antes de su  realización, sin ninguna fundamentación técnica ni probabilistica. Lo identifica la forma no diseñada ni planeada en que se captura la información”. Al sondeo se le suman las actitudes; y el cuestionario se aplica a un reducto; palabra que oscurece mas el panorama; porque según la RAE:

reducto 1. m. Lugar o fortificación muy seguro y apropiado para la defensa: la población se instaló en reductos de emergencia. 2.Lugar de refugio: reducto para especies amenazadas. 3. Lugar donde se conservan ideas o costumbres pasadas: aquella aldea era un reducto de vida natural.

Y sus sinónimos son: fortaleza, fortificación, refugio, torre, garita. ‘Reducto’ aparece también en las siguientes entradas: blocao – búnker – posición.

 Eso de decir que los sondeos “no son preparados ni planeados“, no se sabe que se quiere decir; pues todo trabajo de campo requiere de ello. Y si se refiere a los reportajes; estos también son planeados o preparados. También se mencionan que existen muestras y están pueden ser probabilísticas o no.

De otra parte se agregan a las opiniones , las actitudes; como características de los sondeos; entonces veamos las definiciones en RAE:

Opinión: Del lat. opinio, -ōnis. 1. f. Juicio o valoración que se forma una persona respecto de algo o de alguien. 2. f. Fama o concepto en que se tiene a alguien o algo.

opinión pública 1. f. Sentir o estimación en que coincide la generalidad de las personas acerca de asuntos determinados. andar alguien en opiniones

Actitud: Del lat. *actitūdo. 1. f. Postura del cuerpo, especialmente cuando expresa un estado de ánimo. Las actitudes de un orador. La actitud agresiva del perro. 2. f. Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Actitud benévola, pacífica, amenazadora, de una persona, de un partido, de un Gobierno.

Y continua la circular: “ este procedimiento expedito de medición está dirigido a pequeñas muestras de la población que se juzgan representativas del conjunto a que pertenecen, el cual busca obtener información general acerca de un asunto , que podrá ser de opinion política y/o de carácter electoral. Los sondeos se caracterizan por:1) la carencia de fundamentación probalística y análisis científico. 2) La obtención de un panorama general en un tiempo corto. 3) La inmediatez de los resultados. 4)El carácter anónimo, ya que normalmente no se requiere información personal de la muestra, y 5) Para realizar un sondeo basta un número mínimo de preguntas sobre un tema específico.

Y la circular continua con otras definiciones sobre el desarrollo de las encuestas y sondeos y otras precisiones como ellos llaman. Nosotros cortamos aquí el tema y dejamos al lector la inquietud de profundizar en el tema; y dejamos una nota de extrañeza, por la poca reacción a esta circular y sus contenidos; sobre todo cuando entre las firmas encuestadoras registradas actualmente, hay 8, universidades de primera linea de Colombia; lo que comprueba como circula el conocimiento en el Consejo Nacional Electoral de Colombia y como fluyen los resultados electorales, con transparencia y claridad; como ellos mismos aseguran.

LOS COLORES DE LOS PARTIDOS POLITICOS

En las épocas de las vacas gordas en el país de Venezuela, de los años setenta del siglo pasado, se advertía en las oficinas de los Almacenes Ley de Colombia( como desaparecen de fácil, las marcas! ) que no se enviaran a las tiendas de las  ciudades fronterizas ropa y confecciones de color púrpura (  o morado) pues no tenían demanda por partes de los vecinos ya que era el color de una agrupación política. Y así se hacía.

Los colores tienen un uso político. Y este tiene su explicación antropológica y sociológica, importantes, cuya historia no se puede perder.

También es importante recordar que siempre en Colombia, el rojo ha estado asociado al partido Liberal (1948) y el azul al Conservador( 1849);  en épocas de sus historias palaciegas y épicas;  y sus estatutos, lo estipulan.

Tal vez  los politólogos  y especialistas en marketing  político, hoy, puedan reconocer que el uso de esos dos colores por los dos partidos políticos más antiguos  en la historia  de Colombia, ha sido tradición y costumbre, y no es necesario  despertar aspavientos y teorías de los colores, donde no las hay, y menos porque la tribuna de posesión del presidente Duque ( 2018-2022) elegido por corrientes políticas tradicionales use una tribuna con el color azul y  además, porque fue acompañado en su campaña con una fórmula  de vicepresidenta, claramente  y abiertamente conservadora.

Claro que también es válido recordar que han existido otros movimientos y partidos políticos que han usan estos dos colores en emblemas, logotipos, banderas y símbolos en diferentes proporciones:  no más en los años 60 de gran alboroto político, el movimiento  de ANAPO, utilizaba una bandera tricolor de franjas horizontales azul, blanca y roja y recientemente, el partido Cambio Radical( 1998); el Movimiento de Renovación Absoluta-MIRA-(2000); Opción  Ciudadana (2009) el mismo Centro Democrático( 2013).

A lo mejor, en vez  de las explicaciones para usar el azul, referenciando sin mencionar las investigaciones de la neurociencia sobre los colores, sería más conveniente recurrir a la historia de los partidos y movimientos; así sería posible decir, que el color rojo no apareció  ni en el tapete porque su tradicional dueño, el partido Liberal, solo vino a adherirse al candidato ganador, cuando este ya era presidente, sin necesidad los escasos votos del lánguido y desteñido partido liberal; y que el color rojo que antes daba tanto entusiasmo por la efervescencia que producía ( dale, rojo, dale! ) y que antes despertaba esperanzas a las clases sociales pobres, hoy llamadas vulnerables,  ha perdido su valor sentimental y emocional en Colombia o que las personas que antes los llevaban en camisetas y gorras( en pecho y cabeza) han decidido mejor deslucir un poco su matiz y ya aparecen con el color amarillo; para no parecer revolucionarios o de izquierda, como lo eran ayer.


En fin lo que deseamos dejar en claro es que, el uso de ese color viene de explicaciones  implícitas de los decisores ( en este caso, del equipo del presidente Duque)  y no de la mecánica explicación de una carta de colores; que aunque hoy se muestra actualizada por la aplicación de la neurociencia al marketing; debemos comprender que ese trasvase de disciplinas, está mediado por la sociología y la antropología de los grupos analizados; por lo que para iniciarse en esas explicaciones es recomendable leer: El color rojo: una semiótica política (págs: 741-766) de Antonio Garrido en Ciencia y política: una aventura vital: libro homenaje a Ramón Cotarelo/ compiladores: César Colino y otros.Valencia:Tirant lo Blanch; Madrid: Instituto Nacional de Administración Pública, INAP, 2016.

LO MAS COMÚN EN MARKETING POLÍTICO Y ELECTORAL: ELEGIR EL ENEMIGO

Una de las estrategias más usada en el marketing político y electoral de hoy, pero que viene desde hace miles de años ligada  al trabajo político en la arena: es la de  escoger el enemigo y convertirlo en el pivote de la campaña. Por eso es mejor seleccionarlo que ser escogido. Y cuando se dice enemigo, no es necesariamente una persona puede ser un hecho, un acontecimiento, una ideología, una organización, y hasta un país. Lo mas importante es que su mención desate pasiones, controversias, contradicciones que implique cuestiones morales. los enemigos seleccionados ayudan a preparar el escenario de la campaña y facilitan los discursos y todo el andamiaje de sobre el cual se monta el proselitismo y las actividades promocionales del candidato.
Los enemigos se crean para visibilidad lo ideológico, las ideas se personalizan de esta forma y toman cuerpo; por lo cual no es de extrañar que la pasión y la emoción que produce el odio al enemigo produzca ataques que pueden ir desde los simbólicos de la tradicional quema de banderas, arrojo de tomates o huevos hasta el ataque directo a la persona, a los bienes  y propiedades relacionados con el enemigo.Y es aquí donde se identifican de manera clara a los enemigos y se señala como positiva escogencia; porque en la contienda electoral, aquellos con los cuales la controversia es amigable y serena, no han de servir, pues son simple adversarios o personas de respetable controversia, ya que no producen esa pasión que es necesaria para mantener la efervescencia en la campaña. Por esto no todo oponente es enemigo, ni tampoco todo adversario.

Definir a los enemigos, favorece la marcación de distancia de ideas ya que entraña visos de moral y de comportamientos sociales que despiertan dudas y sospechas de actuaciones pasadas y que son proyectadas al futuro como ciertas o de fácil repetición, si se eligen. Es como decirle al publico  que no ponga a cuidar ” los quesos a los ratones”. Esta utilización de los enemigos es típica de aquellos candidatos que posturas de honestidad y comportamientos de ” misa diaria” y ” té a las cinco ” y como no tiene mucho que ofrecer, ya que no producen ideas, ni innovaciones para su gobierno, mejor se concentran en lo que hizo y dejo de hacer el anterior gobernante y en ” cazar brujas” en las actuaciones del pasado; para otros seria poner ” a freir peces gordos” o es construir la campaña en los hombros del seleccionado enemigo.

De otro lado esta estrategia  de escoger un enemigo, ayuda a conseguir aliados y formar coaliciones y mas cuando las líneas ideológicas no son muy claras y distantes y más bien hay claroscuros y matices grises que no admiten diferenciación ( la diferenciación es un asunto clave en el marketing) entonces funciona mejor y más, si el enemigo seleccionado produce repulsa o rechazo; ello puede inducir hasta la utilización de artificios como los bulos, los” globos”,  las noticias fake, los memes y demás arsenales de fuegos  luminosos y artificiales; que deslumbran al incauto, al desinformado,  y al indeciso, y al que se llena de emoción, pasión y odio, con las noticias.

El fin de tener un enemigo está también en la forma como se pueden filar los demás candidatos adversarios, contradictores o cercanos. Primero está el enemigo, luego los demás; ya de suyo se marcan líneas de alejamiento con los demás. Y se reduce el grupo de varios candidatos a un enfrentamiento, a una polarización; que entre mas irreal y más artificiosa, mejor; porque entre los enemigos se puede dar la colaboración para tensar los polos opuestos.

Las interpretaciones que llevan a explicar los comportamientos del enemigo usualmente son ligeras, creíbles, sobre hechos ambiguos que permiten la formación de dichos, chistes, chismes  y creencias que se convierten en estereotipos, y mas si van acompañados de alguna muestra de sangre, sexo o dinero; tres elementos básicos de la vida que despiertan irremediablemente sentimientos y emociones diferenciadas y del orden moral; que serán en el transcurso de la campana la fuente  reveladora de nuevas ideas que demuestren piedad, compasión, caridad, esperanza y seguridad; que es lo mínimo de la expectativa frente al candidato y que se reforzaran si hay mezcla de factores como raza, clase social, origen regional o  nacionalidad.

ELECCIONES DEL 2018 EN COLOMBIA

Basta decir globalización, mundialización de las empresas, desarrollo de las tecnologías de información y comunicación, expansión del Internet y adquisición de las tecnologías inteligentes para comprender que este mundo ha cambiado y que seguirá cambiando a unas velocidades nunca antes vistas en la historia y con la creación de  mejores y más satisfactorias formas de vivir y de relaciones entre los hombres y en ellas no puede estar por fuera del asunto,la política. A esta le esta llegando nuevas formas y procesos de toma de decisiones, nunca antes previstos y narrados; es más, no planeados, ni previstos; como los sucesos conocidos por los referendos en los años pasados y el auge de las redes sociales; para colocar algunos, fuera de la propagación del populismo por la  izquierda y  la derecha.Y a fuerza del cambio, los políticos han debido innovar también  en sus actividades de  preparación de cuadros y militantes, de candidatos y de sus miembros indispensables para el manejo de los asuntos del Estado y su poder; así como en las formas de llegar a sus interesados y potenciales electores; los que lejos del ayer oscuro demandan más transparencia e información porque están mas alfabetizados en las nuevas tecnologías de lo que los mismos ejecutivos estatales y partidistas, creen y admiten creer.

Con estas novedades del mundo externo a los despachos y oficinas de los políticos es que han arrancado este año 2018 las elecciones en Colombia; donde el 11 de marzo se votara por el Congreso de la República (Senado y Cámara de Representantes) y el 27 de mayo por Presidente(con segunda vuelta fechada para el 17 de junio):dos procesos electorales diferentes, en fines, objetivos y comportamientos; que bullen al interior del país, donde se despliega todo el espectáculo de la política con mayor efervescencia de lo normal en lo cotidiano; porque a decir la verdad, parece que  Colombia se alimentara con la política, de la cual se quiere tener la mayor información; así ello no se refleje en los niveles de participación( en las últimas elecciones para el Congreso,  en el 2014, fue del 43.58%. sobre un total potencial de 32.795.962); lo que nos permite arrancar ya con un aserto muy oportuno:el hecho de buscar información y obtenerla no es suficiente para asegurar el voto;pero el no tenerla si premia la abstención.

El hecho de votar es cada vez menos racional y mas emocional; aunque los mismos políticos siempre inician su labor proselitista sumando y sumando votos, de manera consciente siguiendo sus percepciones y sensaciones(algo que no es racional).En vez de razonar, lo que hacen es racionalizar(proceso también psicológico). Y  a quién le gusta perder?.Por eso el dicho popular que no hay mas optimista que un candidato próximo a perder una elección. A estos ánimos elevados contribuyen de sobremanera los medios de comunicación que se dan a la tarea de crear  escenarios favorables para unos candidatos y desfavorables para otros, cuando a bien lo tienen expresándolos en los tiempos y comentarios de sus audiencias o simplemente con el silencio para otros; pues en política es mejor que se hable  aunque sea en contra. Lógicamente los silencios también tiene costos y recompensas en la devolución futura que hacen los políticos hacia los medios de comunicación con compras de pautas y programas especiales para sus intereses y parentelas; no de otra forma se explica la existencia de periódicos,emisoras, agencias de publicidad y de encuestas a perdida en sus balances financieros pero  rentables en lo social, en cuanto el poder regional o nacional.Y por ello hacen de los panoramas económicos y sociales  una sucesión de amenazas e inseguridades que luego se reeditan en las entrevistas de personajes y agentes de la política y del Estado según el interés particular que marca ese medio de comunicación y convierten  a esas personas en símbolos de referencia con un lenguaje subjetivo y emocional y en lideres de causas  ideológicas, morales y de valores, que abanderan la creencia de un mundo mejor. seguro y de prosperidad. Y mientras los académicos esperan seguir los cursos de la lógica escrita en los textos del pasado, los políticos activos se recrean en la puesta en escena de nuevos problemas y soluciones básicas que se innovan frecuentemente en la medida que las reuniones con los potenciales votantes generan aprobaciones y respaldos proyectando su personalidad y sus debilidades en programas y soluciones que el público da como propias;pues en su generalidad siente que con ellos resuelven sus males o al menos existe una esperanza. Es toda una obra de teatro con refinados diálogos nulos entre los candidatos y sus no escuchados-oyentes; aunque los saludos se acompañen de palmadas y abrazos porque el político sabe  que esas representaciones son cosas de pocas semanas, ya que luego de su elección(que es la representación real) todo volverá a la marcha normal de los acontecimientos siempre en constante dinámica, como lo es la política, que permitirá a su vez la nueva construcción de otros escenarios sobre nuevos hechos y sucesos de lo cotidiano.

3 CONCEPTOS DE POPULISMO

img_3041Hay un termino que esta de moda en el panorama político internacional y con mucho peso en Europa: el de populismo. Con el se quieren calificar varias realidades políticas, tanto de países de Europa como de América del Norte por los resultados electorales del pasado noviembre.También se ha usado  para significar los tipos de gobiernos como el actual de Venezuela; lo que ha permitido que ciertos tertulianos, académicos y medios de comunicación expresen que la “nueva izquierda” española que oficializa su partido en Podemos son de este mismo cuño,  e inclusive que ellos pretenden llevar  a su país, España,  por los caminos chavistas; lo que parece – y digamos de paso- más un insulto, como estrategia de sus opositores para crear miedo en la masa electoral y romper fuerzas entre los extremos, ya que en el de la derecha esta bien posicionado el partido gobernante.
Por ello,dado así el asunto, recurrimos  a la reciente entrevista del Papa Francisco para El País, donde trata el tema como personaje sobreentendido del fenómeno , aclarando que dicho termino en los países  de América Latina tiene una significación muy diferente a la dada en Europa:” allí significa el protagonismo de los pueblos, por ejemplo los movimientos populares. Se organizan entre ellos…es otra cosa. Cuando oía populismo acá no entendía mucho, me perdía hasta que me día cuenta de que eran significados distintos según los lugares. Claro, las crisis provocan miedos, alertas. Para mi el ejemplo más típico de los populismos en el sentido europeo de la palabra es el 33 alemán. Después de Hindenburg, la crisis del 30, Alemania destrozada, busca levantarse, busca su identidad, busca un líder, alguien que le devuelva la identidad y hay un muchachito que se llama Adolfo Hitler y dice” yo puedo, yo puedo”. Y toda Alemania vota a Hitler.”
Recogemos otra definición ya mas funcional para el momento actual, dada por Moisés Naim, donde el populismo, es más una estrategia electoral para que una ideología compuesta de cuatro tácticas: ” 1- divide y vencerás
. El líder y su gobierno se presentan como los defensores del noble pueblo- el populus- maltratado y atropellado.Los populistas se nutren del ” nosotros contra ellos” : el pueblo contra la casta, la élite, la oligarquía…2- Deslegitimar y criminal izar a la oposición. Exagerar la mala situación del país y magnificar los problemas es indispensable. El mensaje central del populista es que todo lo que hicieron los gobiernos anteriores es malo, corrupto e inaceptable. El país necesita urgentemente cambios drásticos y el líder populista promete hacerlos…la criminal inacción de los rivales es una táctica común de populistas y autócratas…3- denunciar la conspiración internacional. El populismo requiere de enemigos externos. Este es un viejo truco que, tristemente, suele dar dividendos políticos a corto plazo aunque luego acabe en tragedias… Y 4- Desprestigiar a periodistas y expertos” No se necesitan más diagnósticos, ni estudios, ni ciencia, ni datos; ellos fallan, son entre muchas de las expresiones de fobia hacia los expertos. Y en especial por los periodistas, que también basados en datos y hechos narran las situaciones que incomodan al populista.
Y por ultimo referenciemos a un político activo y muy criticado  en el Congreso de los Diputados de España por su actitud frente  a las actuaciones” políticamente correctas” : Gabriel Rufián. En entrevista para la revista dominical Papel , a la pregunta¿Que es el populismo ?Responde: ” Decía (Ernesto) Laclau que el populismo se acaba cuando das paso a las instituciones. Hace 30 años, Fraga decía que el PP era un partido populista y la gente le aplaudía con las orejas. Pero ahora se ha criminal izado el termino. Igual que te llaman demagogo por hablar de pobreza. Al final, la gente  llama ” populista” o ” demagogo”  a los que hablan de temas que no les gustan” .
A estas tres definiciones de tres personas tan distintas  en sus oficios desempeñados, pero tan relacionados por la política, nos demuestran que los contextos donde se desarrollan las decisiones políticas y de gobierno, tienen matices sutiles que llevan a que un mismo termino sea interpretado de diferente manera.

ebr

D. T : PERSONALIDAD DE TIPO A

Tomada el texto mencionado

Tomada el texto mencionado

En el texto  muy utilizado en las universidades latinoamericanas, Comportamiento Organizacional del profesor de la universidad del Estado de San Diego Stephen P. Robbins,( Décima  edición,2004,Pearson, México) usado en las clases de Administración de Empresas (ADE) en el capítulo 4: Personalidad y emoción , en la pagina 101 se lee: ” ¿Conoce personas excesivamente competitivas que siempre parece que les urge algo?Podría apostar a que tienen una personalidad de tipo A. Un individuo con esta personalidad esta entregado  a  una lucha crónica e inacabable por conseguir más y más en cada vez menos tiempo y, si es necesario, en contra  de la oposición de cosas y personas. En la cultura de Norteamérica, estas características son muy apreciadas y se vinculan con la ambición y la adquisición de bienes materiales.
Los de personalidad de tipo A:
1. Siempre se mueven, caminan y comen rápidamente.
2. Se impacientan con el ritmo al que se suceden los hechos.
3. Se esfuerzan por pensar o hacer dos cosas a la vez.
4. No saben manejar su tiempo libre.
5. Se obsesionan con las cifras. Miden su éxito por cuanto obtienen de todo lo que consiguen.”
Y colocan al frente una foto del magnate, como se puede ver en la foto adjunta. Esta nota es otra pista para explicar el triunfo en las elecciones presidenciales 2016  de Estados Unidos, cuyos resultados han desatado los variados comentarios y análisis desde muy diversos puntos de vista y disciplinas en especial del marketing político y electoral. Por primero, diríamos que el personaje tiene la decisión y la piel que debe acompañar a todo candidato y por el segundo, que tras el, estuvo un equipo de ordenado trabajo y de estrategia definida.

ebr