DESIGUALDAD Y PODER COLECTIVO

Como recientemente habíamos abordado el tema del cooperativismo en alusión al importante papel que juega esta economía solidaria en la plenitud del liberalismo salvaje que se da en esta época del dominio de las grandes multinacionales y los fondos de inversión; frente a la pauperización de los grupos sociales excluidos de los llamados ultrarricos, de  manera indolente. Y en dicha nota(Ver aquí), destacamos el papel que juega la Cooperativa de profesores de la Universidad de Antioquia-Cooprudea,en el bienestar de sus afiliados;ejemplo paradigmático para las demás universidades de Colombia; no podíamos pasar por alto, los  escritos contenidos en la agenda 2017, elaborados por el profesor Héctor de los Ríos( nuestro profesor de metodología II de Sociología,1969) con el título de Desigualdad y poder colectivo; el cual acompañó con la obra de arte clásica del expresionismo de Honoré Daumier: El vagón de tercera(1862);cuyo color oscuro ilustra la penetración de la pobreza en los cuerpos desvalidos de quienes padecen la desigualdad y exclusión:

“No es ningún secreto que en la sociedad contemporánea se considera a todas las personas iguales, aunque de inmediato se aclare que la supuesta igualdad es solamente ante la ley. Una diferencia muy grande cuando la comparamos con la sociedad griega, en la cual la desigualdad ni siquiera era necesario fijarla en los códigos, pues, según decía su élite, era la propia naturaleza la que dictaba que la sociedad era desigual. Por eso un reconocido filósofo como Aristóteles expresaba sin ambigüedades: “la naturaleza consecuente consigo misma, ha dado cuerpos diferentes al esclavo que al hombre libre; ha dado aquel miembros robustos para los trabajos groseros, mientras que el hombre libre tiene el cuerpo recto y está constituido para la vida política, para las ocupaciones de la guerra y la paz (…) sea como quiera, es evidente que unos son naturalmente libres y otros naturalmente esclavos y que, por lo tanto, exigen que el esclavo obedezca la autoridad y la justicia”.

Ahora bien, tanto Aristóteles como los grupos dominantes de Grecia no desconocían las consecuencias negativas que generan la aplicación de este concepto en la sociedad, razón por la cual nunca negaron que en la sociedad una parte de ella debe ser tratada en forma igualitaria. De ahí que aceptaron que coexistiera en la misma sociedad no solo la desigualdad, sino también la igualdad. De esta manera, lograron que una elite que se consideraba igual dominara sobre el resto de estamentos, lo cual tenÍa plena justificación cuando se trataba de las personas situadas en la base de la pirámide que eran los esclavos.

Así entonces, a pesar de que la desigualdad era dominante, la igualdad se mantuvo como elemento legitimador de la primera, pues esta última fue producto de un pensamiento arraigado en las comunidades antiguas que predicaban realizar sus actividades teniendo en cuenta a los otros miembros de la comunidad, lo cual significó que en sus trabajos y demás actividades se regían por la colaboración y trato mutuo. Por eso, el comienzo de las relaciones en el seno de la humanidad se desarrolló en medio de una cultura colectiva, la cual dominó durante mucho tiempo en el seno de las comunidades, de ahí que para que la desigualdad domine en las sociedades, antes se tuvo que dar un proceso en donde las colectividades liberaron a las personas dando lugar a un largo proceso de individualización.

Pero se podría preguntar ¿en qué momento se dio la individualización?  No hay duda de que esto sólo es comprensible en un contexto en donde una parte social discriminó a otros. La frase de Marx: “Un negro es un negro pero en determinadas circunstancias se convierte en esclavo” Esta cita ilustra muy bien que la desigualdad es producto de circunstancias sociales, en donde determinados grupos se impusieron sobre otros. Es algo que ya antes había intuido Rousseau, principalmente en su libro Discurso sobre el origen y los fundamentos de la desigualdad entre los hombres, donde dice: “Un individuo al que tras haber cercado un terreno se le ocurrió decir “esto es mío” y encontró a gentes lo bastante simples como para hacerle caso, fue el verdadero fundador de la sociedad civil”. como se ve, el sentido de los dos textos es el mismo: interpretan la desigualdad como resultado del surgimiento de poderes que interrumpieron en las comunidades de vida colectiva.

Por eso, la desigualdad es producto del surgimiento de intereses que luego se impusieron por actos de poder, los cuales, durante siglos, se fueron socializando creando un sistema de creencias y valores, cuya función fue enfatizar que en la sociedad los seres humanos son desiguales debido a su raza, nacimiento geográfico, etc.

Pero viene la otra pregunta ¿en qué momento se cambió el pensamiento de aceptación de la desigualdad por la igualdad ante la ley? ¿A qué hora sucedió este cambio tan radical? Por lo pronto puede ser ilustrativo el caso de nuestro país. La historia nos dice que, en el amanecer de la nacionalidad colombiana, un ciudadano colombiano, al igual que uno de los participantes en la Revolución Francesa de 1789, se despertó de pronto con que los precursores de estos cambios predicaban incesantemente la igualdad. esto sucedió no sólo como un postulado ideológico, sino también como una realidad institucional, de lo cual se encargaron los organismos legislativos que aparecieron con la Independencia. Por eso, no sólo aparecían en las constituciones de América Latina, sino que los códigos se abultaban con artículos que hablaban del deber de evaluar todas las actividades a partir del concepto de igualdad.

En el caso particular de Colombia, con la Independencia se aceptó,  en sus códigos y en su ideología, el concepto de igualdad ante la ley y, en consecuencia, comenzó un proceso en donde se negaba los privilegios de sangre y se aceptaba dar un trato igual al que comenzaron a llamar “ ciudadano”, copia de la Revolución Francesa que figuraba en su declaración de los derechos del hombre y del ciudadano que en nuestro país lo encontramos tempranamente aún en la  elocuente Constitución de Cundinamarca de 1811, que todavía bajo la influencia española ( reconocía a Fernando VII)  en el titulado XII  se leía un reconocimiento explícito a la igualdad cuando expresa: “ la igualdad consiste en que siendo la ley una misma para todos, todos son iguales delante de la ley”,  fórmula que se prestó para deslindar los campos entre la Colonia y la República, pensamiento que repetirán todas las constituciones incluyendo la de 1991.

De modo que el nacimiento de la ideología de la igualdad ante la ley nos ha llevado a aceptar que todos somos garantes de derechos que nos llevan a la igualdad. Sin embargo, subrepticiamente se encuentra un subfondo que determina en qué nivel de la estructura social se coloca cada persona, Escala que a su vez determina el dominio de unos sobre otros.  Se trata del poder que adquieren por diferentes medios grupos de personas y que anteceden a las leyes. Así, por ejemplo en Colombia, el privilegio que desde la Independencia les ha dado las leyes a las élites dominantes tuvo su origen en el poder que los descendientes de los españoles adquirieron durante la evolución de la Colonia.

Por todo lo anterior, los sistemas solidarios tienen como única salida la opción de construir un poder que solo lo brinda la fuerza colectiva como lo fue antes en las comunidades antiguas. Es un proyecto cuyo fin es regresar a la consideración de que el ser humano es un producto del trabajo y colaboración en comunidades que en el pasado les permitió enfrentar a la naturaleza y al mismo tiempo transformarse ellas mismas.

Se trata de apoyarse en una fuerza que supera la cultura del egoísmo, pero sobre todo la idea de sobrevivir enfrentando al otro. En esta meta por desgracia, la humanidad ha entrado en olvidos; se ha olvidado del poder que genera el trabajo colectivo, se ha olvidado también de que la unión dentro de colectivos genera una solidaridad que supera al individualismo, y se ha olvidado igualmente de que la lucha y el trabajo en común sólo pueden ser superados apoyándose en organizaciones que como el cooperativismo y demás sistemas solidarios, hoy por hoy, son las únicas formas de salir adelante en un régimen de competencia como la que presenta el capitalismo”

 

Anuncios

TIEMPOS DE PAZ EN COLOMBIA

En el  libro Tiempos de paz.Acuerdos en Colombia 1902-1994, se sintetizan los acuerdos de paz, y agregando el más reciente, del Gobierno de Santos de 2016, que late aún con sensación de parálisis total, se pueden apreciar los pocos años de reposo, sosiego  y paz que ha disfrutado la sociedad colombiana. Añadimos, además unos vínculos sobre los cuales se puede extender la compresión de cada hecho histórico de los acuerdos, con lo cual nos referirnos a la violencia, que parece enquistada en la población colombiana y   cebada en  los sectores más vulnerables: el campesinado, y las poblaciones alejadas de las ciudades capitales. La violencia en cada cierto período recibe de las autoridades gubernamentales una denominación usualmente técnica en términos de seguridad; que presenta al actuante gobernante como el exterminador de la anterior etapa y  el heredero de una nueva, siempre desconocida y así se han pasado los períodos de los gobernantes; que ambientan la demostración que los grupos van surgiendo en condiciones de seguridad diversas y según sus intereses.
Sumando acuerdos y años, es verdad el poco el tiempo de paz en Colombia; tanto en el siglo XIX, cuando se independizo de España; como en el Siglo XX, donde se pudo tener un alivio en la segunda década y desde ahí a hoy toda la vida ha corrido bajo la violencia, el miedo, la inseguridad y la desprotección  del ciudadano.

 

¿QUÉ ES EL COMÚN?…

Una de las palabras que ya giran en el entorno de la política y que fue puesta  en circulación por los llamados nuevos partidos de izquierda, tanto de España, como de Colombia y Venezuela, han sido las de: El Común. Y para comprender su contenido ¿ Que mejor que recurrir a su origen?. Pues de un libro de dos siglos de antigüedad, extraemos los siguiente:

¿Qué cosa es un Común ? Preguntaba un administrador ilustrado[ El señor Conde de Brigode, Par de Francia,en discurso pronunciado el 21 de diciembre de 1815] es una asociación de hombres, que encerrada en un territorio limitado, sufraga los gastos que que exigen las localidades; los impuestos que pagan con ese objeto pertenecen a esa asociación y forman  su propiedad indisputable. El régimen municipal es esa extensión  del gobierno de la familia, tan necesaria a la sociedad, como a la sociedad, a los hombres, esa administración común de intereses semejantes, ha existido en todos los tiempos y entre los pueblos; y si alguna cosa debe causar admiración, es el que pueda dejar de existir en alguna parte, y se ponga en cuestión sus ventajas. ¿ Como podría la propiedad particular hallarse garantizada si la propiedad colectiva no lo estuviese, si las sociedades consideradas como individuos fuesen menos respetadas que estos.” 

Tomado de: LABORDE, Alejandro. Del espíritu de asociación aplicado a cuanto pueda interesar al pro-común de una nación y al fomento de la riqueza publica y privada ( traducción del Marqués de Sanfelices) Imprenta de Aparicio, Valladolid, 1834, pág. 38 .

LO MAS COMÚN EN MARKETING POLÍTICO Y ELECTORAL: ELEGIR EL ENEMIGO

Una de las estrategias más usada en el marketing político y electoral de hoy, pero que viene desde hace miles de años ligada  al trabajo político en la arena: es la de  escoger el enemigo y convertirlo en el pivote de la campaña. Por eso es mejor seleccionarlo que ser escogido. Y cuando se dice enemigo, no es necesariamente una persona puede ser un hecho, un acontecimiento, una ideología, una organización, y hasta un país. Lo mas importante es que su mención desate pasiones, controversias, contradicciones que implique cuestiones morales. los enemigos seleccionados ayudan a preparar el escenario de la campaña y facilitan los discursos y todo el andamiaje de sobre el cual se monta el proselitismo y las actividades promocionales del candidato.
Los enemigos se crean para visibilidad lo ideológico, las ideas se personalizan de esta forma y toman cuerpo; por lo cual no es de extrañar que la pasión y la emoción que produce el odio al enemigo produzca ataques que pueden ir desde los simbólicos de la tradicional quema de banderas, arrojo de tomates o huevos hasta el ataque directo a la persona, a los bienes  y propiedades relacionados con el enemigo.Y es aquí donde se identifican de manera clara a los enemigos y se señala como positiva escogencia; porque en la contienda electoral, aquellos con los cuales la controversia es amigable y serena, no han de servir, pues son simple adversarios o personas de respetable controversia, ya que no producen esa pasión que es necesaria para mantener la efervescencia en la campaña. Por esto no todo oponente es enemigo, ni tampoco todo adversario.

Definir a los enemigos, favorece la marcación de distancia de ideas ya que entraña visos de moral y de comportamientos sociales que despiertan dudas y sospechas de actuaciones pasadas y que son proyectadas al futuro como ciertas o de fácil repetición, si se eligen. Es como decirle al publico  que no ponga a cuidar ” los quesos a los ratones”. Esta utilización de los enemigos es típica de aquellos candidatos que posturas de honestidad y comportamientos de ” misa diaria” y ” té a las cinco ” y como no tiene mucho que ofrecer, ya que no producen ideas, ni innovaciones para su gobierno, mejor se concentran en lo que hizo y dejo de hacer el anterior gobernante y en ” cazar brujas” en las actuaciones del pasado; para otros seria poner ” a freir peces gordos” o es construir la campaña en los hombros del seleccionado enemigo.

De otro lado esta estrategia  de escoger un enemigo, ayuda a conseguir aliados y formar coaliciones y mas cuando las líneas ideológicas no son muy claras y distantes y más bien hay claroscuros y matices grises que no admiten diferenciación ( la diferenciación es un asunto clave en el marketing) entonces funciona mejor y más, si el enemigo seleccionado produce repulsa o rechazo; ello puede inducir hasta la utilización de artificios como los bulos, los” globos”,  las noticias fake, los memes y demás arsenales de fuegos  luminosos y artificiales; que deslumbran al incauto, al desinformado,  y al indeciso, y al que se llena de emoción, pasión y odio, con las noticias.

El fin de tener un enemigo está también en la forma como se pueden filar los demás candidatos adversarios, contradictores o cercanos. Primero está el enemigo, luego los demás; ya de suyo se marcan líneas de alejamiento con los demás. Y se reduce el grupo de varios candidatos a un enfrentamiento, a una polarización; que entre mas irreal y más artificiosa, mejor; porque entre los enemigos se puede dar la colaboración para tensar los polos opuestos.

Las interpretaciones que llevan a explicar los comportamientos del enemigo usualmente son ligeras, creíbles, sobre hechos ambiguos que permiten la formación de dichos, chistes, chismes  y creencias que se convierten en estereotipos, y mas si van acompañados de alguna muestra de sangre, sexo o dinero; tres elementos básicos de la vida que despiertan irremediablemente sentimientos y emociones diferenciadas y del orden moral; que serán en el transcurso de la campana la fuente  reveladora de nuevas ideas que demuestren piedad, compasión, caridad, esperanza y seguridad; que es lo mínimo de la expectativa frente al candidato y que se reforzaran si hay mezcla de factores como raza, clase social, origen regional o  nacionalidad.

25 años de la Revista GESTIÓN Y POLÍTICA PÚBLICA de México

Del segundo semestre del año de 1992 al segundo semestre de este año de 2017, van corridos 25 años  de la aparición de la revista del Centro de Investigación y Docencia económicas- CIDE, México. Una labor consagrada al estudio de las organizaciones públicas y las políticas que por ellas transitan, lo que ha permitido que exhiban  a la fecha 52 números y tres ejemplares más, especializados estos en los temas  de políticas públicas, periferias urbanas y participación ciudadana( 2012); gobierno electrónico( 2013) y políticas públicas deportivas(2015) cumpliendo  el propósito de su creación como se lee en su presentación: ” construir un espacio de discusión académica para dar a conocer planteamientos teóricos, resultados de investigaciones empíricas y experiencias  de gestión ; todo esto en el ámbito del estudio de las políticas públicas y la gestión de las organizaciones gubernamentales. Este esfuerzo responde a un campo de preocupaciones  poco atendido en revistas especializadas de lengua española, pese a constituir en la actualidad un tema medular  de la agenda de reforma estatal en prácticamente todos los países. Por ello pretendemos captar tanto la atención de grupos de estudio como de decisores en la alta función pública “. En lengua castellana es la pionera en el tema demarcado de políticas públicas y siguen en orden: Gestión y Análisis de Políticas Públicas del Instituto Nacional de Administración Pública de España-INAP, España (1994); Opera del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales-CIPE, de  la Universidad Externado de Colombia(2001); Revista de Políticas Públicas de la Universidad Federal de Maranhao-UFMA (2005); Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia(2006); Revista de Políticas Públicas de Magister en Gestión y Política Pública de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile(2007); Revista Perspectivas de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Lanus; Argentina(2011); Revista Brasileira de Políticas Públicas del doctorado de Derecho del Centro Universitario de Brasilia (2012); Revista de Evaluación de Programas y Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la  UNED(2013); Revista Estado y Políticas Públicas de FLACSO de Argentina(2013); Revista de Pesquisa en Políticas Públicas del Centro de Estudios Avanzados de Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad de Brasilia(2013); Revista de Estudios de Políticas  Públicas, del Master de Gestión y Políticas Públicas de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (2014); Revista de Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú.(2014) y la Revista Brasileira de Políticas Públicas e Internacionales de la Universidad Federal de Paraíba(2016); sin ser exhaustivos en la lista.

Al principio de las publicaciones de GyPP los directores eran: Enrique Cabrero Mendoza y José Mejía Lira del Centro de Investigación y Docencia económicas y estaban en el Comité editorial: Luis F. Aguilar Villanueva; María del Carmen Pardo; Enrique Cabrero Mendoza; Gabriel Díaz Rivera; José Mejía Lira; Carlos Dávila; Eduardo Ibarrra Colado; Bernardo Kliksberg y  Jean-Pierre Nioche. En el ultimo ejemplar aparecen los nombres de Edgar Ramírez de la Cruz como director y de Enrique Cabrero Mendoza como director fundador y en el Comité editorial, aún continúan: Luis F. Aguilar Villanueva y María del Carmen Pardo y otros prestigiosos especialistas.
Analizando los artículos de ese primer ejemplar, se puede detallar  la vigencia de los temas porque hoy sus contenidos siguen vivos en los debates actuales, significando su prospectiva,  que no era otra que llevar la idea hacia el futuro; porque tanto esta como aquellos son de muchos años conocidos y ahora novedosos para los recién llegados a las políticas públicas:
– H.George Frederickson, Hacia una teoría del publico para la administración pública, dado que ” la mayoría de las teorías sobre lo público suponen que una comprensión correcta del público resultará en una comprensión correcta  del gobierno” entonces ” ¿ Qué es exactamente el público?” .
-Bernardo Kliksberg, Cómo reformar el Estado para la lucha contra la pobreza, uno de  sus escritos fundacionales de su Gerencia social y la profesionalización del sector social.
– Eduardo Ibarrra Colado  y Luis Montaño Hirose, Teoría de la organización y administración pública. Insuficiencias, simplezas y desafíos de una maltrecha relación, que  para algunos escritores se convierte en un camino de una sola vía y para otros en uno de doble  vía pero en una sola dirección, confundiendo la una con la otra;  cuando la realidad de las decisiones y gestiones públicas demandan autopistas  de varias vías y direcciones.
– Gerald E. Caiden, Frente a la década de 1990:desafíos para los gerentes del sector público; donde si cambiamos de década por otra más avanzada, de igual manera se sentirá nostalgia por la tranquilidad de la pasada porque los problemas nuevos de cada década son de ella y su complejidad está en el contexto; con reflexiones muy convenientes para  los que no han querido entender que los problemas se viven de diferente manera según no solo el tiempo sino también el lugar, la región, el país!, por lo cual  la copia de las recetas  que formulan producen sino engaños y timos.
– Michael Croizer, El cambio en las organizaciones, que podríamos decir es un tema eterno; más el desarrollo de las Tic, ha hecho lo que no ha podido el tiempo: romper bruscamente con el pasado. Ahora se requiere de involucrar a la gente en la transformación digital. Por sí o por no. No hay graduación, ni sistemas espejos. Los ciudadanos van más adelante que las oficinas del gobierno en este imparable proceso.
– Stewart R. Clegg, ¿De las culturas antiguas a la fatuidad posmoderna? .Que nos ayuda a conocer el concepto de cultura en las organizaciones  que tanta referencia tienen en la teoría administrativa, con un gran énfasis en la cultura económica de los japoneses; bases de sus orientaciones de gestión que tanto ha influenciado sobretodo en desarrollo de las tecnologías de calidad.
Desde su inicio hasta hoy, la publicación sigue marcando huellas en la teoría administrativa y viene mostrando como se agendan las políticas y cómo se analizan  sus desarrollos, cumplimientos de metas e impactos; revista de obligatoria consulta publis por ser  la pionera en esta orientación de la gestión pública.

CIPAYOS

Nos dice la Wiki( la Wikipedia), que un cipayo era un miembro de la tropa de caballería de élite del ejército del Imperio Otomano, procedente del Magred, nombre con el cual se denominó en el Imperio Británico al nativo de la India reclutado como general al servicio del poder europeo, normalmente del Reino Unido y así en su generalización se tiene  una segunda acepción  como  nativo de una colonia simpatizante con los intereses metropolitanos o  ” secuaz a sueldo” , como lo dice la Real Academia Española, definición bastante interesante  y más ahora con ocasión de la visita del Papa Francisco a Colombia.
Esta tierra ” gran pedazo de continente bañado por dos mares” que incluyendo a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, isla de Malpelo, cayo Roncador y banco Serrana, suma una superficie de 1.141.748 Km2 , donde viven 49 millones de personas vivas y pujantes, con de espíritu alegre y demostrados bríos para el trabajo, nada ingenuos en sus comportamientos y con actitudes positivas frente al destino y el curso de la vida; de creencias judeocristianas muy arraigadas, que se exhiben hasta en los actos más elementales de la existencia cotidiana y fomentadas por los gobiernos desde el nacimiento mismo como nación independiente, donde los santos peregrinan según los intereses de la política reinante( es decir, del político de turno) y cuyas esperanzas y anhelos de un buen gobierno se inspiran y se ofrendan ante el altar en nombre del Sagrado Corazón; pero sin sentirse nadie culpable de la miseria, las enfermedades y el hambre que padecen centenares de miles de personas que muy a su dolor se autoelogian de ser ciudadanos  y amar profundamente la patria; en cuyas condiciones las elites dominantes siguen llenado todos los espacios y resquicios de la floja democracia creada, moldeada y sostenida las mismas familias de siempre, quienes contadas no llegan a tres decenas porque siempre se han sabido guardar las normas morales de la reproducción y los cuidados sociales de sus relaciones biológicas, para la perpetuación de las económicas y sociales que son las que se alcanzan en esta vida; que es lo que tiene valor, a manera de  la aceptación  romana de los dioses.
Para los que gozan de las cifras económicas, Colombia en la economía es el país,  29 en el mundo  y cuarto en América Latina según su PIB; mercado apetecible no solo por su estabilidad política y económica, sino por su potencial  financiero y la seguridad jurídica. Aquel dado en las buenas costumbres de consumo estilo moderno y de moda y aceptación de la innovación y la obsolescencia planeada y la segunda porque no tiene por norma,el demonio del capital extranjero: la nacionalización.
Del término de cipayo, el Ilustre Visitante tiene sobrada información y experiencia ya que se popularizó en su tierra natal,  Argentina y  lo reconoce como uno de los graves problemas de  América Latina, sin olvidar la perpetua corrupción de las grupos gobernantes.
Bienvenido a Colombia, Papa Francisco!